Inteligencia Artificial, la tecnología cognitiva de las organizaciones

La generación de sistemas tecnológicos que sean capaces de responder de forma autónoma es el factor clave de la Inteligencia Artificial. La amplia disponibilidad de datos requiere analizarlos y validarlos, y es ahí cuando la IA busca cumplir con su propósito. Ésta ha sido el centro de grandes desarrollos tecnológicos, y, como era de esperarse, ha llegado para también impactar en los departamentos de Recursos Humanos.

Los modelos predictivos y la automatización de procesos son dos campos donde esta tecnología demuestra claramente sus beneficios. Hoy en día, puede emplearse en las áreas de gestión de capital humano de grandes compañías, particularmente para la búsqueda y selección de personal. A través de la Inteligencia Artificial se puede determinar cuál es la mejor opción para publicar una vacante, y mejorar la misma mediante datos de rendimiento obtenidos en la contratación.

Actualmente, existen aplicaciones muy avanzadas que permiten analizar información en el ámbito de la búsqueda del talento, almacenamiento de datos curriculares y de selección de empleados, desempeño y rendimiento, rotación, y encuestas de satisfacción de los empleados que dejan la compañía.

Durante años, se ha trabajado en el desarrollo de herramientas cada vez más sofisticadas que puedan pensar, planificar y analizar gran volumen de datos. De tal forma que pueda entrenarse una red neuronal con información sobre los empleados que demuestren mayor rendimiento para buscar características similares en candidatos en proceso de selección, o generar algoritmos para ajustar candidatos a su puesto de trabajo, o algoritmos que detecten anticipadamente personas tendientes a abandonar la organización.

La IA ha introducido la tecnología cognitiva en las organizaciones, es decir, aquellos sistemas que pueden interactuar con humanos aprenden con cada interacción, se entrenan y mejoran a través de la experiencia. Estos sistemas se nutren de imágenes, fotos, datos, vídeos y textos, información con la que pueden mejorar su inteligencia digital. Son sistemas que entienden, razonan, aprenden e interactúan.

Para Meta4, líder mundial de soluciones tecnológicas para la gestión y desarrollo del capital humano, el reto está en encontrar el punto medio de colaboración seres humanos-máquinas. Una “inteligencia híbrida” para la toma de decisiones que permitan obtener el mayor provecho posible de las ventajas que brinda el uso de la tecnología y la Inteligencia Artificial en los departamentos de Recursos Humanos.

La combinación de inteligencia artificial e inteligencia humana será lo que redefina el trabajo y las organizaciones por lo que será fundamental lograr entender profundamente la transformación digital y lo que implica para las personas y compañías.

 

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario