Consecuencias de las “dietas Milagro”

La constante preocupación por eliminar los kilos acumulados durante vacaciones y días festivos origina que hoy en día podamos encontrar, de forma muy accesible, diversas dietas para bajar de peso.  Estos regímenes de dietas-milagroalimentación prometen una rápida pérdida de peso y muchas veces son a costa de la salud del individuo. Las llamadas “dietas milagro o dietas de emergencia” se caracterizan por ser hipocalóricas, con un importante desequilibrio de la distribución de los nutrimentos, algunas de ellas fomentan el ayuno prolongado y la omisión de alguno de los grupos de alimentos.

Fernanda Zimmermann, Nutrióloga del Instituto de Nutrición y Salud Kellogg´s  (INSK), nos explica de qué forma afecta a nuestra salud la práctica de este tipo de dietas.

  • Dificultan la creación y seguimiento de hábitos de alimentación saludables, desfavoreciendo la salud. Las “dietas milagro” generalmente son regímenes estrictos donde se elimina un grupo entero de alimentos y el aporte de calorías y carbohidratos es muy bajo. Las personas que siguen con frecuencia este tipo de dietas tienen mayor riesgo de sufrir hipoglucemias, mareos, dolores de cabeza y hasta desmayos.
    • Por lo general, las “dietas milagro” ocasionan un adelgazamiento exagerado en un período de tiempo muy corto, esto por cuenta de la pérdida de masa muscular y agua. Posteriormente, al término de la dieta, conlleva al efecto rebote donde el individuo recupera el peso perdido o incluso más. Esto lleva a un círculo vicioso con repetidos intentos fallidos de dietas de emergencia que a la larga, dañan al organismo, pudiendo manifestarse en complicaciones en el sistema gastrointestinal, en el aparto excretor e incluso en el cardiovascular.
    • Otro riesgo importante de las dietas para bajar de peso rápidamente es la deficiencia nutricional, originadas por la limitación en la ingesta calórica y escasa variedad en la alimentación. Esta situación puede dar lugar a una disminución de la función inmune favoreciendo las infecciones, ocasionando también anemia, pérdida de la densidad muscular ósea, piel seca, favorece la aparición de estrías, entre otras.
    • La conducta de hacer frecuente el uso de las “dietas milagro” puede resultar costoso para el organismo, ya que, con el paso del tiempo, puede originar algún trastorno de la conducta alimentaria, por ejemplo: problemas cardiovasculares, en el aparato reproductor, en el sistema digestivo, en la piel, esqueleto y dientes. También pueden generar complicaciones psicológicas, como: ansiedad, depresión, déficit de aprendizaje, falla de memoria, baja autoestima, etc.
    • Las dietas que fomentan el consumo repetitivo de una comida pueden generar aversión al alimento en cuestión y también generan una inadecuada ingestión de nutrimentos ocasionando a la larga una mala nutrición. Es importante mencionar que no existe un alimento que por sí solo haga que la persona baje de peso.
  • Las “dietas milagro”, que llevan el nombre de algún personaje famoso, no toman en cuenta las características individuales de las personas que la siguen, como por ejemplo actividad física, edad y talla, lo que sugiere riesgos y padecimientos negativos a quien lo practica.

descargaCuando se trata de nuestra salud la mejor opción siempre será la que mantenga nuestro bienestar físico y emocional. Para mantener y mejorar la salud es recomendable seguir un plan de alimentación adaptado a nuestras necesidades, gustos y preferencias. Planea de manera saludable tu pérdida de peso y recuerda siempre tener buenos hábitos de alimentación y practicar actividad física. Si necesitas bajar de peso y tienes dudas de cómo hacerlo, busca a un nutriólogo para que te oriente de la mejor forma.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario