Scotiabank México, un caso de éxito durante la 24ª Conferencia Mundial de Voluntariado de IAVE

Del 7 al 10 de noviembre, en el WTC de la Ciudad de México se llevará a cabo la 24ª Conferencia Mundial de Voluntariado de la International Association for Volunteer Effort (IAVE) en asociación con el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) y la Alianza Mexicana de Voluntariado (Amevol), donde se espera la asistencia de más de 1,000 líderes mundiales, nacionales y locales para hablar de los nuevos modelos y tendencias de la acción voluntaria. El registro a la Conferencia está disponible desde la página www.cemefi.org/conferenciavoluntariado

En este sentido, como un modelo a seguir en materia de las acciones de voluntariado en el mercado mexicano, el banco de origen canadiense Scotiabank se ha sumado a esta iniciativa de IAVE, quienes crearon en 1970 el punto de encuentro más importante para los líderes de voluntariado de todo el mundo. Durante la conferencia el banco compartirá sus mejores prácticas y la evolución que ha tenido el programa en 10 años dentro de la organización, siendo pionero en materia de Responsabilidad Social y Voluntariado en México.

Al respecto, Rodrigo Villaseñor, Subdirector de Responsabilidad Social, comentó que “en Scotiabank buscamos a través del programa de voluntariado la construcción de una ciudadanía corporativa activa, ya que consideramos que la participación social es un elemento esencial para resolver problemas específicos, hallar soluciones comunes y hacer que voluntades diferentes concurran en una sola acción. Participar en este evento como patrocinadores, como voluntarios para la logística de la realización y como ponentes nos permite ser parte de grandes acciones a favor de la construcción de un mejor mundo para las actuales y las futuras generaciones”.

El programa de voluntariado de Scotiabank incluye más de 200 actividades a nivel nacional cada año. En 2015 contó con la participación de 6,124 voluntarios, quienes destinaron 25,414 horas de trabajo voluntario en las que se combina la pasión y responsabilidad de los colaboradores y sus familias, las necesidades de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) con las que colabora y el espíritu de las comunidades donde opera.

El trabajo voluntario no conoce fronteras y se vincula de manera articulada con todo tipo de actores como organizaciones de la sociedad civil (OSC), empresas y gobiernos. Según información de Cemefi, alrededor del 54 por ciento de la fuerza laboral que las OSC tienen corresponde a los voluntarios, contra el 46 por ciento que representan los empleados con salario.

A través de esta mancuerna, muchos de los proyectos que iniciaron sólo para los empleados ahora involucran a las familias de estos y, en algunos casos, se han abierto al público en general que simpatiza con la marca o que se siente atraído por la iniciativa, lo que ha generado mejores resultados.

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario