Investigación de Dell Technologies acerca de la GENERACIÓN Z

La generación Z está llegando a la fuerza de trabajo y trae con ella una mentalidad que da prioridad a la tecnología y que impulsará los negocios aún más hacia la era digital. De acuerdo a la investigación global dirigida por Dell Technologies, los miembros de la generación posmilenio, nacidos después de 1996 y conocidos como la generación Z, tienen una comprensión profunda y universal de la tecnología y su potencial para transformar la forma en la que trabajamos y vivimos.

“Es prácticamente un hecho que estos nativos digitales tienen habilidades avanzadas de tecnología y ciencia de datos, pero lo que es sorprendente es el nivel de madurez digital que aportan al lugar de trabajo”, dijo Jenn Saavedra, vicepresidenta ejecutiva de Recursos Humanos en Dell Technologies. Ven la tecnología no solo como una herramienta para permitir el progreso humano, sino también como un medio para nivelar el campo de juego. Eso es algo increíblemente visionario”.

La encuesta se realizó a más de 12.000 estudiantes de secundaria y universitarios en 17 países y revela la perspectiva de la generación más joven sobre la tecnología y los futuros empleos. En especial:

  • El 98% ha usado la tecnología como parte de su educación formal.
  • El 91% dice que la tecnología que ofrece un empleador sería un factor determinante para elegir entre ofertas de empleo similares.
  • El 80% desea trabajar con tecnología de punta; de ellos, el 38% se interesa en carreras profesionales de TI, el 39% desea trabajar en ciberseguridad y el 46% aspira a tareas de investigación y desarrollo de tecnología.
  • El 80% cree que la tecnología y la automatización crearán un entorno de trabajo más equitativo, dado que evitarán los prejuicios y la discriminación.

Un abrumador 89% reconoce que estamos entrando en la era de la asociación entre humanos y máquinas. El 51% de los encuestados cree que los humanos y las máquinas trabajarán como equipos integrados, mientras que el 38% ve a las máquinas como herramientas para que las personas las usen según sea necesario.

 

Falta de experiencia y posibles desavenencias generacionales

Si bien la mayoría de los miembros de la generación Z confían en su destreza técnica, también se preocupan por tener las habilidades interpersonales y la experiencia que los empleadores buscan. El 73% califica sus conocimientos tecnológicos como buenos o excelentes y el 68% dice que tiene habilidades de codificación por encima del promedio. Un dato aún más revelador es que el 77% está dispuesto a ser el mentor de un compañero de trabajo mayor que tenga menos experiencia con la tecnología. Sin embargo, casi todos los recién graduados (el 94%) tienen algunas inquietudes sobre el futuro empleo.

  • Solo alrededor de la mitad (el 57%) califica su educación como buena o excelente en cuanto a la preparación para su trayectoria profesional.
  • El 52% confía en que tiene las habilidades técnicas que los empleadores buscan, pero no necesariamente las habilidades no técnicas.

Al mismo tiempo, los profesionales de alto nivel están preocupados de que los superen y de que la mayoría de las funciones de liderazgo en el futuro estén a cargo de los nativos digitales. De acuerdo con una investigación anterior de Dell Technologies, el 87% de los líderes de negocios temen que sus organizaciones tengan dificultades para ofrecer igualdad de oportunidades a distintas generaciones.[1]

Actualmente, con hasta cinco generaciones en el lugar de trabajo, los negocios deben ayudar a los trabajadores a encontrar aspectos en común mientras se esfuerzan por crear una cultura que priorice la tecnología digital. Los equipos multidisciplinarios con habilidades complementarias pueden fomentar el intercambio de conocimientos y un nuevo enfoque para la resolución de problemas. Las pasantías, los programas de rotación y otras oportunidades de desarrollo para el inicio de la trayectoria profesional pueden ayudar a los jóvenes profesionales a adquirir experiencia y a desarrollar habilidades interpersonales en el trabajo. Además, los programas de tutoría inversa pueden mejorar las competencias técnicas en toda la organización con el liderazgo de la generación Z.

“En Draper, prosperamos gracias a la colaboración multidisciplinaria. Es normal que reunamos a expertos militares, científicos espaciales y estudiantes de universidades de la zona para resolver algunos de los desafíos más complejos del mundo”, comentó Mike Crones, director de TI de Draper. “En estas situaciones, el estudiante proporciona una perspectiva única para el desarrollo de soluciones. Muchas de las tecnologías en las que trabajamos son altamente interactivas y la generación Z aporta un enfoque curioso, con el usuario como protagonista; una perspectiva que, de otra forma, quizá no consideraríamos”.

 

El factor humano

Aunque han interactuado con los dispositivos electrónicos prácticamente desde que nacieron y han crecido con los medios sociales, los miembros de la generación Z anhelan una mayor interacción humana en el lugar de trabajo.

  • La comunicación en persona (el 43%) es el método preferido para comunicarse con los compañeros de trabajo, seguido por el teléfono (el 21%), las aplicaciones de mensajería y los mensajes de texto en el último lugar.
  • El 75% espera aprender de sus compañeros u otras personas en el trabajo, no en línea.
  • El 82% dice que los medios sociales pueden ser una herramienta valiosa en el lugar de trabajo.
  • Más de la mitad (el 53%) prefiere ir a un lugar de trabajo en lugar de trabajar desde casa, y el 58% prefiere trabajar como parte de un equipo en vez de hacerlo de manera independiente.

“La buena noticia es que no hemos educado a una generación de robots. Estos jóvenes profesionales son brillantes y curiosos, y están ansiosos por interactuar y aprender de los demás. Crecieron en un entorno educativo de colaboración, con frecuencia dirigido por los estudiantes, y llevan esas mismas expectativas al lugar de trabajo”, dijo Maribel Lopez, asesora estratégica y analista del sector tecnológico en Lopez Research. A pesar de que la comunicación en persona no siempre es posible en el lugar de trabajo moderno actual, las tecnologías permiten que las personas colaboren tanto en el mundo físico como en el virtual”.

Cobb agregó: “En última instancia, aquellas organizaciones que creen una fuerza de trabajo en la que se respalde a todas las generaciones prosperarán en la era de las asociaciones entre humanos y máquinas. Una fuerza de trabajo integrada es una fuerza de trabajo empoderada, una que puede ayudar a las organizaciones a transformar y triunfar en el futuro digital”.
 

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario