El 49% de los empresarios mexicanos consideran que sus datos no corren riesgo frente a la cyberdelincuencia: RSM Bogarín

“El empresario mexicano reconoce la importancia de la inversión en tecnología para propiciar el crecimiento de su negocio, pareciera que no se encuentra tomando las medidas de protección de datos necesarias, lo cual podría poner en riesgo su información financiera, bases de datos de clientes y hasta aspectos de la propiedad intelectual de su negocio”, comentó Rodolfo Martínez Septién, Socio Director de RSM Bogarín, firma de Contadores Públicos y Consultores de Negocios.

De acuerdo con el Monitor México, un estudio realizado entre empresas del sector de industrial Manufacturero y de la Distribución, el 49% de los encuestados considera que sus datos están “en poco” o “ningún” riesgo por considerar que no son de interés para externos a sus compañías.

El estudio, que también fue realizado en otros 10 países en donde RSM tiene presencia, indica que a nivel global las pequeñas y medianas empresas tienden a mantener sus datos desprotegidos, aunque con mayor incidencia en México.

Durante la conferencia de RSM Europa en Bucarest, Yoav Tzruya, de laboratorios cibernéticos JVP, hizo una presentación sobre el crimen cibernético y las amenazas que enfrentan las empresas hoy en día. Entre algunas de las mayores amenazas se encuentran: el phishing, software malicioso, interrupción / desfiguración de la organización, el robo de información financiera, y los cyber ataques para robar propiedad intelectual o datos sensibles de las compañías.

De hecho, el estudio Lloyd´s Risk Index 2013, ubicó a la cyberdelincuencia en el tercer lugar del ranking (después de Impuestos y pérdida de clientes) entre los principales riesgos que enfrentan las empresas en la actualidad.

Y el sector manufacturero es particularmente vulnerable. En 2010 un cyber gusano llamado “Stuxnet” desarrollado por ingenieros norteamericanos e israelíes alteró las frecuencias de accionamiento del motor de cientos de centrifugadoras de gas en las instalaciones nucleares de Irán, provocando un retroceso de años en los planes de desarrollo de aquel país. En casos fuera del sector, compañías como ebay, Home Depot y TJ Maxx también fueron víctimas de la cyberdelincuencia.

Los avances tecnológicos como los teléfonos inteligentes, particularmente móviles, y los dispositivos integrados han expandido el potencial de productividad de la industria manufacturera al mismo tiempo que los han hecho más vulnerables a los ataques cibernéticos. Por este motivo, es particularmente admirable la inversión del empresario mexicano en tecnología e innovación, siempre y cuando tome los recaudos necesarios y no se escude en un falso estado de confianza.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario