Prepara el regreso a clases

Tener gastos controlados puede ayudarnos a invertir, ahorrar y obtener cosas positivas como una cartera sana y un patrimonio, pero los egresos que salen de control pueden perjudicarnos y transformarse en una bola de nieve. Tal es el caso del regreso a clases y lo que impacta en el presupuesto familiar, el ahorro para este fin debe considerarse meses antes de iniciar el nuevo ciclo escolar de los hijos ya que el desembolso de una familia en este rubro puede ser muy grande en un mes.

¿Qué porcentaje cree usted que ocupe la educación dentro del gasto corriente en nuestra cartera? Estadísticamente hablando y de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) [1]  los rubros a los que los hogares destinan un Tips para ahorrar este regreso a clasesmayor porcentaje de gasto son: alimentos, bebidas y tabaco 34.0 %; transporte y comunicación 18.5 %; y educación y esparcimiento tan sólo el 13.8 por ciento.

Los gastos que corresponden a la educación de los hijos van desde el pago de inscripción al año escolar, la colegiatura, útiles escolares, el uniforme, transporte escolar y demás posibles gastos que la escuela aplica a cada alumno. Por el incremento anual de las colegiaturas y en sí los gastos diarios, las promociones de las tiendas en esta nos ayudan a solventar el gasto de regreso a clases. Los meses sin intereses nos invaden para la compra de ropa, útiles etc., utilizar esta modalidad de pago es buena pero hay que tener cuidado con el uso responsable cuando gastamos y parcializamos las compras, ya que si compramos todo a meses sin intereses podría inclusive afectar el gasto del próximo ciclo escolar por estar sobre endeudados (y pagando las compras de hace 12 o 18 meses atrás).

Utiliza sabiamente el uso de los meses sin intereses:

Durante el verano es frecuente encontrar en las tiendas o centros comerciales las baratas de temporada. Se trata de la segunda fecha de alto consumo en el país (después de las compras de fin de año) con descuentos del 40%, 50% y hasta más del 70% de descuento con productos de liquidación y cambio de temporada, se tiene la ventaja de pagar a 3, 6, 12 ó 18 mensualidades sin intereses. Aquí es cuando uno debe de ser un consumidor inteligente para aprovechar las rebajas y los meses sin intereses sabiamente en pro de nuestra economía y no en contra. Utilizar la modalidad del pago fraccionado ayuda a que el gasto sea más image103ligero y como padres esto se agradece, pero hay que usar las promociones sabiamente y conocer de antemano cuánto pagarás cada mes por parcializar tus compras.

Benefíciate de los meses sin intereses para el pago de los útiles y uniformes escolares (de 3 a 6 meses) ya que lo usarán todo el año y puedes permitirte parcializar este gasto.  El pago de la inscripción al nuevo ciclo escolar puedes parcializarla a 6 ó 12 meses sin intereses, no así la colegiatura mensual, de esta manera será mucho más ligero el desembolso. Si tu hijo tiene clases extracurriculares no es conveniente parcializar estos rubros a menos que el pago por adelantado de 3 meses de la “natación” o “el futbol” te exima de pagar la inscripción a esa actividad.

Es recomendable ahorrar previamente para hacer frente a los gastos de cada ciclo escolar y no endeudarte, si  por el momento no se tiene el dinero para el pago, utiliza mesuradamente las ventajas de los meses sin intereses. Aquí algunos rubros que pueden ayudarte a decidir donde sí utilizarlos.

 

Concepto Meses sin intereses
Útiles escolares 3 meses sin intereses
Uniformes escolares 3 a 6 meses sin intereses
Transporte escolar mensual No aplica
Colegiatura mensual No aplica
Inscripción anual 6 a 12 meses sin intereses
Ropa deportiva o de ocio 3 a 6 meses sin intereses
Clases extraescolares (natación, ballet, futbol, música, matemáticas) Si es pago mensual no aplica pagar a meses sin intereses.

Si se pagan 3 meses por adelantado para evitar el pago de inscripción entonces se aprovecha la modalidad de pago de 3 a 6 meses sin intereses

 

Es importante llevar una bitácora de gastos de todos los rubros en torno a la escuela de los hijos, más los gastos fijos como el pago de la hipoteca, comida, servicios (agua, luz) y no olvidar el pago más importante, el del ahorro (tanto para la edad de retiro, como para el ahorro en metas a corto y  mediano plazo), que también hay que considerar dentro de los gastos.

El llevar una bitácora te permitirá ver todos los gastos fijos que se tienen y ver cuánto sobra del sueldo para hacer un apartado especial de ocio. Si los niños son pequeños dicho apartado puede ser para las vacaciones en la playa o el curso de verano.

La clave para no endeudarse por rubro de educación es simplemente presupuestar por adelantado todos los gastos que se tengan e ir ahorrando para este fin. La educación de los hijos, así como el ahorro para el retiro es de los gastos más importantes que debemos de considerar.

El ahorro para la educación universitaria de tus hijos se puede prever e iniciar desde que ellos son niños. Por ejemplo, si ahorras $2,500 mensuales, desde que tu hijo nace y hasta que cumpla 18 años, y este importe lo acumulas apropiadamente en un fondo de inversión especial para su educación durante este lapso, al final vas a poder cubrir el importe (total o una parte dependiendo de la universidad que se elija) de la carrera profesional de tu hijo sin desfalcarte y sin tocar tus ahorros.

Por último, recuerda que se pueden deducir las colegiaturas de los hijos en la declaración anual.

Tips de ahorro para el regreso a clases:

  • Hacer una lista especial de los gastos escolares, contemplando los rubros más fuertes como inscripción, colegiatura, uniforme, libros
  • Hacer una segunda lista de otros posibles gastos del hogar o personales que coincidan con la temporada de regreso de clases, tales como vacaciones, entretenimiento, ropa de calle, calzado
  • Analizar ambas listas, priorizando por temas y conceptos y eliminar aquellos gastos innecesarios o superfluos
  • Establezca un presupuesto para la compra de útiles
  • Comparar costos. Lo ideal es tener tres presupuestos y elegir con base en costo/calidad
  • Comprar los útiles escolares necesarios
  • No dejarse llevar por las emociones o lo que está de moda, sino establecer prioridades y analizar cualidades del producto o artículo
  • Reutilizar mochilas y uniformes que todavía estén en buenas condiciones (no es necesario “estrenar” todo en cada nuevo ciclo escolar)
  • Y por ningún moti­vo comprar más de lo que se puede pagar, porque esto último hipoteca el salario del próximo año

Si estás terminando de pagar los útiles escolares del año pasado y todavía no se está preparado para este ciclo escolar vale la pena hacer consciencia de lo que implica el endeudamiento año con año para este rubro y cómo repercute en la cartera familiar.

 

 

 

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario