En la contabilidad como en el amor, no todo se vale: Enconta

Sin duda declararte ante el amor de tu vida puede ser complicado pero hacerlo ante el SAT es más sencillo de lo que pensabas. Es hora de reconciliarte con este y otros procesos fiscales que deben ser parte de tu vida.

De acuerdo con el SAT, sólo 15.7% de las personas morales presentaron su declaración anual durante 2015, mientras que el 84.3% de las personas físicas hicieron lo propio. Lo más probable es que el resto desconocía que realizando este proceso en tiempo y forma una persona moral, específicamente, se puede ahorrar alrededor del 1.3% relativo a los cargos de impuestos por cada mes, siempre y cuando no haya atrasos en su declaración mensual.

“Las nuevas reformas han optimizado el proceso de cumplimiento de las obligaciones fiscales. Como en toda relación, el SAT también espera que las personas pongan de su parte, siendo constantes y organizados. Con la ayuda de nuevas plataformas de servicios de contabilidad, cada vez hay menos pretextos para no tener una relación cercana con las instituciones”, afirma el Embajador de Enconta, Juan Pablo Zorrilla.

Enconta, la primera empresa mexicana que ofrece servicios fiscales especializados, en combinación con una plataforma tecnológica única, enlista lo que sí y lo que no se puede hacer cuando se trata de mantener tu relación con el SAT.

Lo que sí se puede:

  1. Hacer un amarre. No te preocupes, no se trata de brujería. Se refiere a contar con los pagos provisionales de ISR correspondientes a 2015 para personas físicas.
  2. Avisar antes de actuar. En caso de ser asalariado, debes notificar a tu empleador que vas a presentar tu declaración del ejercicio correspondiente a ese año fiscal, para que no lo hagan doblemente. Normalmente, las empresas presentan la declaración de los empleados con un sueldo menor a $400 mil pesos anuales, pero aún si tú tienes este sueldo puedes elegir la opción de presentar tus propias declaraciones, solo recuerda avisar a la empresa y cumplir con las fechas establecidas por el SAT.
  3. Comprobar deducciones. Ten a la mano los comprobantes de deducciones personales de gastos pagados con medios electrónicos. Considera los respectivos límites marcados en la Ley del ISR para el régimen de personas físicas que corresponde.
  4. Invertir en tu negocio. Los recursos más importantes de todo emprendedor son: dinero y tiempo. Hoy resulta muy sencillo encontrar soluciones contables externas para tener un mejor control y así invertir el dinero y tiempo de la empresa en las actividades principales del negocio (Actividades “Core”) permitiendo al emprendedor dedicarse a lo que realmente sabe y así poder generar y escalar la rentabilidad de su empresa.
  5. Usar la contabilidad para levantar capital. Los inversionistas buscan negocios rentables que permitan generar retorno sobre su inversión, y esto solo pueden evaluarlo mediante sus estados financieros. Por eso es sumamente importante tener en orden la contabilidad de la empresa. Si tu negocio es rentable aprovéchalo para obtener  financiamiento con una contabilidad al día y en orden.

Lo que no se puede:

  1. Dejarlo todo al último. A partir de 2015, se estableció como obligatorio llevar registros y asientos contables a través de medios electrónicos e ingresar de forma mensual la información contable a través de portal del SAT para personas morales y personas físicas con ingresos acumulables mayores o iguales a cuatro millones de pesos en el ejercicio 2013. Ahora, el 2016 le da la bienvenida a esta obligación a personas morales y personas físicas con ingresos acumulables menores a cuatro millones de pesos en el ejercicio 2013, personas morales y personas físicas del sector primario, con fines no lucrativos e inscritos en el 2014, 2015 o 2016. Así que si cumples con cualquiera de estas características (que seguro lo harás) y aún no tienes tu situación contable en orden no esperes más.
  2. No aprovechar herramientas electrónicas: Existe una amplia gama de productos diseñados para facilitar la vida del contribuyente. Investiga y busca tu mejor opción, con herramientas que facilitan llevar tu contabilidad a través de plataformas tecnológicas. Ahora, si no quieres ninguna de estas herramientas no es excusa para no cumplir, el SAT tiene la firme intención de facilitar este proceso obligatorio para los contribuyentes, te recomendamos acceder a la página y conocer todas las herramientas que pone a tu disposición como el Buzón Tributario o la herramienta de Mis Cuentas.
  3. Invertir en multas. El 2016 puede ser el año ideal para invertir en más personal, mejores instalaciones, adquisición de mobiliario, modernización de tus procesos, pero definitivamente no es un año para invertir en multas que pueden alcanzar los $15 mil pesos por cada una de las obligaciones no declaradas de manera espontánea dentro del plazo correspondiente. ¡Evítalas!
  4. Ignorar al SAT. Gracias a la contabilidad electrónica cada vez es más fácil para el SAT detectar irregularidades en la contabilidad de una empresa. Ten todo en orden, ya que el SAT espera realizar hasta 10 mil auditorías electrónicas a los contribuyentes

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario