Nissan transforma el diseño tradicional del sedán con IMs Concept

Nissan IMs Concept introduce un nuevo segmento: el “sedán deportivo elevado”. Transforma el sedán tradicional en algo nuevo y fresco, con proporciones provocativas y una nueva apariencia elegante que enfatiza el desempeño de su vehículo eléctrico deportivo. Nissan IMs Concept es el último de una serie de avanzados vehículos eléctricos concepto de Nissan que incluye los recientes modelos Nissan IDs e IMx.

Una clave de las innovadoras proporciones del IMs es una nueva plataforma para vehículos eléctricos con motores eléctricos delanteros y traseros dobles y un paquete de baterías plano y de alta capacidad ubicado debajo del compartimiento de pasajeros.

La silueta general del vehículo presenta un arco de cabina deslizante sobre un espacio interior sin pilares B, realzando su modernidad técnica y su apariencia de alta calidad. Los rines y llantas deportivas de 22 pulgadas le dan al vehículo una postura poderosa y una cabina elevada para un fácil ingreso y egreso, así como una alta posición de asiento para los ocupantes. Gracias en parte a una mayor distancia entre ejes, el espacio interior se maximiza, lo que permite a los diseñadores crear una cabina abierta y espaciosa que puede desempeñar el doble papel de una cabina de mando o un cuarto similar a una sala de estar.

“Hay dos rupturas distintivas en el diseño de Nissan IMs,” explicó Satoru Tai, director ejecutivo de diseño de Nissan. “Primero, las proporciones frescas, la forma simple y el movimiento dinámico del exterior son muy limpios, pero a la vez poderosos y emocionales. En segundo lugar, el tema de la proyección del paisaje al interior es sofisticado, espacioso, atractivo, interactivo y sin interrupciones, con un diseño único de asientos para pasajeros. El exterior del IMs indica que el conductor y los pasajeros están a punto de experimentar algo completamente nuevo una vez dentro”.

El diseño exterior de Nissan IMs Concept está compuesto por un potente bloque de carrocería lineal que encierra una cabina espaciosa. En la vista de plano, los movimientos dinámicos de las superficies lisas crean una declaración de diseño simple pero dramática.

El énfasis en el espacio interior es evidente a partir del diseño exterior. La carrocería y el habitáculo del vehículo están separados visualmente, priorizando el tamaño y la forma de la cabina, al tiempo que mantiene el aspecto elegante y seductor de un vehículo de alto desempeño.

“La impresión de las proporciones generales de IMs es claramente diferente de los diseños actuales de sedanes deportivos”, señaló Giovanny Arroba, director de programa de diseño en Nissan. “Con estas nuevas proporciones, no hay concesiones en términos de empaque, incluyendo espacio para la cabeza y espacio para las piernas en la parte delantera y trasera, espacio de carga y visibilidad”.

Contribuyendo a la apariencia de la cabina al aire libre se encuentran un techo de vidrio especial, pilares delgados, vidrio lateral súper empotrado y puertas sin manijas. Cuando se ven desde un lado, las puertas se ven simples y limpias. Los bordes y superficies dinámicos en las secciones de la puerta y el cofre sugieren velocidad y una aerodinámica avanzada.

El diseño sin pilares B permite que las puertas traseras se abran hacia atrás, creando una vista y un acceso sin obstáculos a la cabina. Sin una consola central tradicional, el interior se siente aún más espacioso a primera vista, así como cuando se está dentro.

“Las puertas profundas y la ejecución en tres dimensiones del cofre forman parte de la expresión de ‘modernidad formal’ “de IMs”, agregó Arroba. “El tratamiento agudo y vanguardista casi se siente como una camisa de vestir bien ajustada y plancha, algo sobre lo que te sentirías especial”.

El bajo coeficiente de arrastre del IMs es el resultado de la suavidad de la parte delantera del vehículo, la iluminación al ras, las manijas invisibles de las puertas y las cámaras laterales en lugar de los espejos laterales, que se doblan dentro de la carrocería cuando el vehículo se encuentra en modo de conducción autónoma. La fascia delantera, la sección inferior de la puerta, la fascia trasera, un alerón trasero integrado y los pilares C también han sido diseñados para mejorar el rendimiento aerodinámico.

El sistema de iluminación tiene doble funcionalidad para los modos de conducción manual y autónoma. El diseño insignia V-motion es evidente en la ubicación y la forma de los faros, que están desplazados de la superficie frontal de la carrocería, lo que también ayuda al flujo de aire.

Los faros están integrados en una cuchilla de luz horizontal que recorre el cofre. Cuando el vehículo está en funcionamiento, pulsos de luz viajan desde dicha cuchilla a las luces interiores y luego a las luces holográficas traseras, antes de reunirse en el centro de la lámpara de combinación trasera y comenzar nuevamente en la parte delantera. Las luces se iluminan de color azul claro cuando el vehículo está en modo autónomo. Las luces de combinación traseras también presentan un sutil patrón grabado, que proporciona una apariencia “flotante” con movimiento direccional.

El tratamiento en el techo de IMs es destacado con detalles en oro que sugieren el anillo de luz de la luna durante un eclipse. Un patrón gráfico geométrico, inspirado en el patrón tradicional japonés de Asanoha, se imprime en oro sobre la superficie de vidrio ahumado. El patrón se utiliza en todo el vehículo, incluso en las ruedas y dentro de la cabina.

El exterior de IMs tiene un acabado con una pintura especial de “metal líquido” que pretende sugerir un mineral imaginario en la luna. Las cualidades de este color, inspiradas en los kimonos, realzan la forma escultórica única y hermosa del vehículo de una manera sutil, con cambios en la gradación inspirados en la imagen de metal sobrecalentado, aplicados a las áreas de la carrocería que están sometidas a presiones de aire más altas.

Modernidad formal: Elementos tradicionales combinados con diseño de alta tecnología

El moderno diseño interior de Nissan IMs Concept proyecta una imagen deportiva y de alta gama. Apoyando la visión de Nissan Intelligent Mobility, el interior funciona perfectamente en modo de manejo manual o autónomo, lo que permite un cambio sin problemas entre los dos modos según los deseos del conductor.

En Nissan, cada vehículo está diseñado pensando en el conductor. Aunque tiene plena capacidad autónoma, IMs no es diferente en este sentido. Destacando el interior está una cabina avanzada centrada en el conductor. En el modo de conducción manual, el conductor tiene el control total del vehículo desde la comodidad del asiento con tecnología Zero Gravity.

El potente tren de transmisión eléctrico proporciona una excelente aceleración, mientras que el sistema de suspensión neumática del vehículo con sensores de marcha adaptables proporciona una calidad de marcha suave y mantiene al vehículo estable en las curvas. El sistema de tracción en todas las ruedas también garantiza la máxima tracción y agarre.

La estructura de kumiko en el panel de instrumentos, creada con tecnología de impresión 3D, ocupa poco espacio y es extremadamente liviana, lo que ayuda a reducir al mínimo el peso del vehículo. El monitor del conductor presenta una pantalla clara flotante con dos capas.

“Con la posición elevada del asiento y el excelente desempeño del vehículo, el conductor puede aprovechar al máximo la tecnología de múltiples capas, desde la suspensión neumática hasta los controles intuitivos, así como las pantallas de información”, dijo Arroba. “Pero con la misma facilidad, IMs se puede transformar de un atractivo vehículo de conductor a un vehículo completamente autónomo, lo que permite al conductor conversar con los pasajeros, ponerse al día con el trabajo o simplemente disfrutar de las numerosas opciones de entretenimiento”.

Dominando el espacio trasero está el innovador “Asiento Premier”, un asiento central de gran tamaño que emerge del asiento trasero cuando las delgadas posiciones exteriores están plegadas. El patrón de asiento en forma de delta también es ideal desde el punto de vista de los viajes de ejecutivos, ya que permite al ocupante maximizar la eficiencia de tiempo mientras se mueve, por ejemplo, desde la oficina a un avión privado.

El tratamiento de color interior utiliza materiales más oscuros en contraste con el exterior, que es más claro y simple. El panel de instrumentos y los paneles de las puertas están cubiertos con material tejido negro con acentos de malla de tela dorada. De hecho, los detalles dorados se encuentran en todo el interior, proporcionando elementos de luz de la misma manera que las pantallas de papel de las puertas japonesas proporcionan luz para las tradicionales habitaciones de tatami japoneses. Incluso el piso es exclusivo del diseño automotriz, combinando alfombras personalizadas con un patrón de “Shock Diamond” para darle a la cabina una sensación de “modernidad formal”.

“Queríamos crear un entorno que fuera más como entrar en una sala de cine de lujo que en un sedán de pasajeros común”, explicó Arroba. “Los gráficos del interior son el resultado del respeto de los diseñadores de Nissan por la herencia japonesa de la compañía, y aunque el diseño general aquí no sigue la convención, queríamos que se sintiera técnico, con la promesa de que sus ocupantes están a punto de experimentar algo nuevo”.

Abriendo nuevos caminos a través de la pureza y la simplicidad

En una era en la que los vehículos eléctricos con capacidad de conducción autónoma dominan los salones automotrices mundiales, IMs de Nissan destaca por su lenguaje de diseño simple y sin adornos y su avanzada tecnología, provista por Nissan Intelligent Mobility.

“Por dentro y por fuera, el enfoque está en mejorar la eficiencia del usuario a través de una experiencia elevada en los modos de conducción manual y autónoma”, dijo Tai. “Incluso las aspiraciones más fuera del mundo deben estar arraigadas en la realidad para tener éxito. El IMs de Nissan cumple con cada uno de esos criterios”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario