Recurre PROFECO por vez primera al uso de la fuerza pública en operativo en gasolineras a favor de los consumidores

La Procuraduría Federal del Consumidor realizó en esta ciudad un operativo de  verificación por primera vez con el apoyo de la Policía Federal de Gendarmería, destacando dos gasolineras cuyos propietarios se habían negado recurrente e invariablemente a permitir que fueran verificadas.

La primera fue la Gasolinera Rasagui S.A. de C.V., ubicada en Avenida Manuel Espinoza Yglesias 3101, col. Santa Cruz Los Ángeles, para la cual se emitió orden de verificación el 5 de junio pasado, pero respondió con negativa a la misma el 7 de junio.

En este negocio se inmovilizaron 5 instrumentos de los 18 que tiene la estación de servicio, cuatro por presentar fuga de combustible y uno por deficiencias evidentes.

La segunda, fue la Gasolinera Japa, S.A. de C.V, ubicada en Prolongación de la Avenida Reforma 5104, col. La Libertad, para la cual se emitió orden de verificación el 5 de junio, registrándose la negativa a la misma el 7 de junio. El 26 de octubre de 2017 esta estación se había negado a la verificación.

En este último caso se inmovilizaron los 20 instrumentos que tiene la estación, toda vez que ninguno contaba con el holograma vigente de calibración.

Además, el personal de la estación  de servicio no permitió el acceso a los demás lugares objeto de la verificación; asimismo, se negaron a recibir el acta, todo esto en presencia de la Policía Federal de Gendarmería.

Cabe señalar que de acuerdo con las reformas a la Ley Federal de Protección al Consumidor, promulgadas por la presente administración, en el artículo 25 quedó asentado que la Profeco cuenta con la facultad de aplicar medidas de apremio para hacer cumplir coercitivamente sus requerimientos o determinaciones, dentro de las cuales está solicitar el auxilio de la fuerza pública.

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario