Cómo enfrentar la cuesta de enero

cuesta de enero_07Para muchas familias mexicanas, este 2014 verá una cuesta de enero más empinada que en años anteriores. No sólo habrá un incremento en el precio de algunos productos de la canasta básica, sino que nuevos impuestos y “gasolinazos” pueden llegar a convertirse en un severo problema. En este contexto, Resuelve tu Deuda, la primera reparadora de crédito que se estableció en México, da a conocer las mejores formas para enfrentar este período.

La cuesta de enero es la “cruda” financiera que padecen las personas que abusaron en gastos durante los últimos meses del 2013 y que no supieron administrar sus finanzas personales para empezar el año nuevo. Las tres principales causas que pueden llevar a sufrir la cuesta de enero son:

  1. Haber abusado de las compras a meses sin intereses
  2. Haber financiado con créditos los regalos y fiestas de navidad y año nuevo
  3. Haber utilizado tu aguinaldo y bonos para el gasto corriente en lugar de haber liquidado deudas

Juan Pablo Zorrilla, Co-Director General de Resuelve tu Deuda, explica: “Para una persona que preparó con gasolinazoanticipación su presupuesto y que planeó sus gastos, es muy probable que este enero sea un poco más caro en comparación con años anteriores, sin embargo,  para una persona que comienza el año dedicando más del 25% de sus ingresos a pagar deudas, es muy probable que caigan en un severo problema de sobreendeudamiento, mismo que los afectará el resto del año a menos  que actúen cuanto antes.”

Bajo esta óptica, la reparadora de crédito líder en el mercado compartió las seis recomendaciones para  enfrentar la cuesta de enero:

  1. Actuar cuanto antes. No dejes que el problema te abrume, solicita asesoría de un experto.
  2. Determinar el tamaño del problema. Junta todos tus estados de cuenta y suma tus deudas para determinar de qué tamaño es el problema. Recuerda: una compra a meses sin intereses también es una deuda.
  3. Definir tus capacidades. Crea cuanto antes un presupuesto, no importa que sea sencillo. Por lo pronto, determina cuánto tienes ahorrado, súmale los ingresos que esperas recibir y resta los gastos corrientes que sabes tendrás que realizar. El resultado es tu capacidad de pago y esa es la cantidad de dinero que tendrás para poder pagar tus deudas. ¡Recuerda que en el gasto corriente debes considerar las compras a meses sin intereses!
  4. Crear un plan de ataque. No trates de liquidar todas tus deudas al mismo tiempo. Liquídalas de forma inteligente. Define qué deuda es la más cara (la que te cobrará  mayores intereses) y liquídala cuanto antes, pagando sólo los mínimos en las deudas más “baratas” que tengas. ¡Utiliza tus ahorros ya que estar sobreendeudado es una emergencia!
  5. Tratar de pagar más del mínimo. Procura pagar 1.2 veces el mínimo.
  6. Cuidado con los meses sin intereses. Recuerda que el pago mínimo no contempla el pago de tu compra image001a meses sin intereses. No caigas en atrasos.

En el caso de una persona que ya no esté pagando sus deudas, todavía hay caminos. Una reparadora de crédito como Resuelve tu Deuda, permite el diseño de un plan para liquidar deudas de la forma más segura mediante un innovador modelo de negocio.

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario