Cierre definitivo de delfinario irregular en Cancún

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (CEMDA) reconoce el cierre definitivo de
operaciones del delfinario de la empresa Dolphin Discovery, toda vez que se trataba de
una obra que operó de forma irregular a lo largo de dos años, dentro del Área Natural
Protegida Parque Nacional Arrecifes de Puerto Morelos.

La delegación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en
Quintana Roo informó que la empresa se desistió de continuar con la Evaluación de
Impacto Ambiental para la operación del Dolphin Discovery Riviera Cancún.

Al respecto, Alejandra Serrano, directora regional de la oficina CEMDA Sureste, señaló que
“se trata de una muy buena noticia pues es un caso que denunciamos en su momento, ya
que se trataba de una obra que se construyó de forma irregular y, una vez ocasionado el
daño ambiental, buscó regularizarse ante la autoridad”.

Desde octubre de 2012, el CEMDA presentó una denuncia ante la Secretaría de la Función
Pública, en contra de la entonces delegada de la Semarnat en el estado de Quintana Roo,
Gabriela Lima Laurents, por eximir ilegalmente al Hotel Moon Palace de Cancún de la
obligación de presentar la Manifestación de Impacto Ambiental correspondiente para la
construcción de seis muelles en el Parque Nacional Arrecifes de Puerto Morelos.1

El Hotel Moon Palace solicitó en aquel momento un aviso de NO REQUERIMIENTO de
Evaluación de Impacto Ambiental, argumentando que las obras que pretendía llevar a
cabo eran para la rehabilitación de las obras que se construyeron en su momento y cuyo
permiso fue otorgado en 1997, cuando en realidad no se trataba de eso sino de una obra
completamente nueva que requería de un permiso federal específico.

Dicha obra resultó ser el delfinario en mención, el cual fue construido sin contar con
Autorización de Impacto Ambiental, por lo que el 31 de enero de 2013 el CEMDA
presentó el Recurso de Revisión correspondiente y el 10 de diciembre de 2012 una
denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

En ese sentido, resulta muy positivo que la empresa haya decidido desistirse de pretender
regularizar una obra que de inicio no podía realizarse dentro de un Área Natural
Protegida. También es una buena noticia que el Hotel Moon Palace haya anunciado que
disminuirá la longitud del muelle para adecuarse a las restricciones que marca el
Programa de Manejo del ANP.

“Lo importante en este caso -señaló Alejandra Serrano- es que los desarrolladores
cumplan con la legislación ambiental desde el inicio y no sigan incurriendo en

irregularidades bajo la lógica de que más vale pedir perdón que permiso. En este sentido,

es responsabilidad tanto de los promoventes de proyectos como de la autoridad cuidar
que todas las inversiones se apeguen a la normatividad y se sancione a quienes lo
Por ello, independientemente del desistimiento anunciado por la empresa, el CEMDA
hace un respetuoso llamado a la Profepa para que continúe el procedimiento
administrativo correspondiente a la operación de un delfinario sin autorización, dentro de
Reiteramos desde el CEMDA que nuestro interés no es más que la legalidad y el estado de
derecho en materia ambiental. No nos interesa parar o detener proyectos nada más
porque sí. Somos de la idea de que quienes cumplan con la ley y respeten a la naturaleza
podrán llevar a cabo las obras y actividades que mejor convengan a sus intereses y por
supuesto a los de la nación.

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario