Celebración del Día de la Candelaria favorece ventas de negocios formales e informales hasta en un 60%

  • Los más beneficiados son los comercios que se dedican a la venta de tamales y atole, así como la producción de éstos. También aquellos que se dedican a la reparación y arreglo de “niños Dios”.
  • La celebración traerá una derrama económica de más de 27 millones de pesos en la Ciudad de México, de acuerdo con la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño. Esto es un 5% más que en 2018.
  • Este tipo de celebraciones, beneficia tanto al comercio formal como informal en el país, que ven un aumento en sus ventas en por lo menos un 50%.

Feher & Feher, consultoría mexicana socialmente responsable, especializada en negocios y franquicias nacionales y extranjeras, informó que, de acuerdo a un análisis hecho por la firma, las ventas de los negocios relacionados con la preparación de tamales y atole, así como la venta de los mismos, podrían tener un incremento de por lo menos un 50% y hasta un 80% en sus ventas, gracias a la celebración del Día de la Candelaria, que se festeja cada 2 de febrero.

Según datos de la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño, la derrama económica que dejará dicho festejo será de más de 27 millones de pesos en la Ciudad de México, un 5% más que en 2018. De hecho, se espera que las ventas se incrementen durante todo el fin de semana, al coincidir con el primer “puente” del año y con la presentación del Super Bowl LIII.

De acuerdo con los sondeos realizados por la consultoría, algunos de los negocios que verán el incremento en sus ventas son tiendas de tamales, restaurantes, cafeterías y tiendas de abarrotes, principalmente. Adicional a ellos se encuentran aquellos que se dedican a la reparación de “niños Dios” y todo lo relacionado a su arreglo.

“Las tradiciones mexicanas y su festejo representan no sólo la oportunidad para pasar tiempo en familia, sino también la posibilidad de incrementar las ventas de los negocios relacionados con la celebración en puerta, como es el caso del día de la Candelaria. La venta de tamales y atole benefician tanto a los comercios formales como a los puestos informales, que abastecen a todos aquellos que les salió el muñequito en la rosca”, comentó Ferenz Feher, CEO de Feher & Feher.

Respecto al incremento de ventas, Isaac Epelbaum, socio franquiciatario de Flor de Lis, marca especializada en tamales, comentó que ellos esperan un aumento del 20% en comparación con 2018. “Del 1 al 3 de febrero tenemos la venta más importante para nosotros en el año, ya que en esos días se vende la misma cantidad que se llega a vender en dos meses regulares. Cada año crece más la venta a través de apps de comida (Uber Eats, Rappi, etc.); por eso esperamos que en 2019 más del 25% de ls ventas se haga a través de estas plataformas.

Por su parte, Luis Valls y Manolo Gutiérrez, fundadores de María Candelaria, tamalería mexicana, coinciden en que ésta es la mejor temporada para las empresas de este giro, toda vez que durante los días 31 de enero, 1 y 2 de febrero, comercializan lo que normalmente se vende en un par de meses del año.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*