5 cosas que te harán descubrir si eres una mamá moderna

Hoy en día, ser una mamá moderna implica dominar un gran abanico de herramientas y habilidades. Desde contestar a las decenas de mensajes de texto repartidos en todos los grupos que tienes, hasta utilizar tu teléfono celular como una sucursal bancaria para realizar diferentes operaciones financieras. Así que, revisa los puntos que a continuación enlistamos y comprueba que te vales de la tecnología para ser la mejor mamá.

1. No pierdes tiempo haciendo fila:

“La vida es eso que pasa mientras esperas tu turno para pagar en el supermercado”, dicen. Pierdes minutos valiosos en la fila, por ejemplo, porque a tus pequeños se les olvidó que necesitaban llevar los ingredientes para un experimento de Ciencias Naturales al día siguiente. Como mamá, este escenario puede parecerte bastante familiar, sin embargo, ya no es necesario salir corriendo hacia la tienda más cercana en la noche para resolver estos inconvenientes.

Sin embargo, tú sabes que una de las grandes ventajas de la tecnología y el Internet es que hacen la vida más sencilla, por lo menos algunos aspectos. Así que, para no salir corriendo a la tienda, le pides a Rappi el favor de ir por los frijoles y el algodón para que tu hija pueda plantarlos en la escuela. De esta forma, sigues viendo tu serie favorita mientras el ecommerce sale al rescate.

2. No te agobias al pagar tus recibos

Entre el trabajo y las actividades extracurriculares de tus hijos es posible que se te haya borrado de la mente que hoy era el último día para pagar tu recibo de luz y tu agenda está tan llena que tienes que decidir entre pasar al banco, cancelar el almuerzo de trabajo o quedarte sin electricidad hasta nuevo aviso.

Sin embargo, una mamá tecnológica no se deja vencer por estos contratiempos, pues cuenta con diversas plataformas que le permiten pagar este tipo de servicios desde su smartphone. Un ejemplo es Pagamobil, compatible con iOS y Android, además de aceptar PayPal como método de pago.

3. Dejaste atrás los montoncitos de efectivo

En México, según datos recientes de Inegi, el número de mujeres trabajadoras con hijos es de 44.2%, de las cuales, 96.7% combina actividades económicas con los quehaceres domésticos1. Si tú te encuentras en este porcentaje, es momento de analizar cómo administras y mueves tu dinero. Toda mamá moderna que se respete sabe que existen herramientas que facilitan su rutina financiera.

En este caso, si eres freelancer o una vendedora ocasional, utilizas productos como PayPal.me para solicitar tus pagos a través de redes sociales, correo electrónico o mensajería instantánea y así monitorear estos ingresos desde tu app. Hace tiempo dejaste de preocuparte por ir a cambiar cheques al banco o por cobrar en efectivo, ya que contarás con una forma rápida, fácil y confiable de recibir y manejar tu dinero.

4. No limitas tus compras a los centros comerciales

Como habitante del siglo XXI sabes que para el ecommerce no necesitas más que un smartphone y conexión a Internet, así que nada te impide regalarte un par de zapatos, un libro o hasta un mueble, porque tienes una cuenta PayPal con la cual realizas compras en tiendas dentro y fuera de México.

Igualmente sabes que, al hacerlo de esta forma, te encuentras respaldada por el Programa de Protección al Comprador y el Servicio de Devolución por Nuestra Cuenta2 de esta plataforma, así que no te preocupas por perder tu dinero si el artículo que pediste no es lo que tú esperabas.

5. Tu refri no parece un collage de menús de comida a domicilio

Érase una vez una familia que necesitaba buscar entre todos los imanes pegados al refrigerador para encontrar el teléfono de su pizzería favorita. Esto es cosa del pasado para ti, pues dominas a la perfección las apps que te permiten pedir tu comida favorita y pagar desde la plataforma sin necesidad de buscar monedas entre los sillones para poderle dar propina al repartidor.

Ahora tu refrigerador tiene mucho más espacio para pegar las obras de arte y los diplomas que le dan a tus hijos.

Si te identificas con tres o más de estos ejemplos, ¡felicidades, eres una mamá muy moderna que no tiene que pedirle ayuda a nadie para revisar sus redes sociales ni descargar tu música favorita.

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario