Confirman Justin Rose y Abraham Ancer presencia en los 73 años del torneo de golf Schwab Challenge de Fort Worth

El torneo de golf de Fort Worth es algo más que deporte: 70 años de pasión más allá del campo y con causas altruistas

*Celebridades entre el público, autógrafos con los jugadores, emociones a flor de piel, todo eso sucederá del 20 al 26 de mayo en el Colonial Country Club

*Tyrone Van Aswegen y Roy Sabatini, de Sudáfrica; John Ram, de España y Abraham Ancer, de México, y Justin Rose, confirmados

Fort Worth, Texas.- La imagen lo dice todo: Justin Rose toma el trofeo y con un nudo en la garganta señala: dice que el golf es mucho más que un simple deporte. “Y ustedes me lo han demostrado”, dice el golfista,  campeón del Charles Schwab Challenge, el torneo que cada año se realiza en el Colonial Country Club, en la ciudad de Fort Worth, Texas.

Rose ganó la edición 2018 de este torneo. La primera vez que se llevó a cabo fue en 1946 y, a lo largo de siete décadas, ha atraído a algunos de los mejores golfistas de la historia, pero también a celebridades que suelen asistir como público. Tal fue el caso del actor Bill Murray, quien estuvo el año pasado para presenciar la final y hasta aceptó a hacer un tiro de prueba en el  último hoyo… el cual, por cierto, falló.  

De modo que Justin Rose tiene razón cuando dice que este torneo con sede en Fort Worth es algo más que un simple juego entre golfistas. Hay diversión familiar a la que se puede acceder desde distintos niveles, incluyendo pases VIP que permiten elevar la experiencia.

Otro de los invitados a este torneo ha sido Ian Poulter, quien escribió en su Twitter (junto a una imagen en la que se abraza con su hijo y está a punto de llorar): “Fue un momento especial que tendré conmigo el resto de mi vida. El golf es un gran juego que te da recompensas en muchos niveles”.

El torneo este año se realizará del 20 al 26 de mayo y se estrenará con el nombre Charles Schwab Challenge, ya que ha conseguido una sociedad de patrocinio que representa muchas ventajas para los jugadores, el público y también para las causas benéficas del torneo.

Porque cuando se habla de que es mucho más que golf, también se refiere al trabajo filantrópico que se realiza. Por ejemplo, el año pasado se concretó una donación de 14.8 millones de dólares para causas locales. A partir de los “birdies” (las jugadas en las que se mete la bola en el hoy con un golpe menos que el fijado por su par), se hacen donaciones que resultan fundamentales para quienes los reciben. Unas 150 organizaciones han sido beneficiadas a lo largo de la historia del torneo.

60 jugadores han sido ya elegidos para este año. La mayoría son de Estados Unidos pero también está Tyrone Van Aswegen y Roy Sabatini, de Sudáfrica; John Ram, de España y Abraham Ancer, de México. Por supuesto, Justin Rose repetirá este año en el campo para defender su trono ante, se espera, unos 120 golfistas, ya que la lista sigue creciendo.

A todos ellos, los espectadores pueden aplaudir, festejar, disfrutar sus mejores golpes e incluso pedirles una autógrafo ya que hay un área especial para ello.

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario