¿Por qué es relevante la inversión de la pirámide poblacional en México?

Si consideras que tienes un buen trabajo o nivel de vida, y con base en esto has planeando vivir de tu retiro plenamente, valdría la pena entender mejor las finanzas alrededor de este tema. ¿Has pensado que tan “segura” es la situación financiera de la población económicamente activa en México para el futuro?

“Estamos viviendo un fenómeno poblacional en México y el mundo, el cual amenaza con cambiar la economía radicalmente y la idea de vivir pensionado o en retiro como lo pensábamos hasta hace poco tiempo.” Comenta el Co-Director General de Resuelve, Juan Pablo Zorrilla.

Con el paso de los años, la esperanza de vida ha aumentado, si juntamos esto con el hecho de que actualmente las familias tienen cada vez menos hijos, significa, que cada día hay más gente mayor y un menor porcentaje de gente económicamente activa.

Una de las mayores problemáticas es que la población por encima de los 65 años de edad aumenta cada vez más en cantidad, y en algún momento superará a la población económicamente activa. A este fenómeno se le conoce como pirámide invertida. El índice de dependencia demográfica aumentará considerablemente para el 2050, lo cual quiere decir que habrá más personas mayores dependiendo de las generaciones jóvenes.

Esto significa que las generaciones que hoy están entre los 25 y los 45 años de edad representarán el grueso de la población, y los jóvenes que antes solían mantener a la pirámide serán la minoría.

“De ahí la necesidad latente de contar con un futuro financiero asegurado mucho mayor que el de antes. Este tema se da en México, pero es ya una tendencia mundial, en la que el único factor para asegurar tu futuro se vuelve una buena planeación financiera” agrega el Co- Director General de Resuelve.

Resuelve tu Futuro, la primera firma mexicana de consultoría especializada en  el diseño de planes de ahorro/inversión a la medida, enlista cuatro tips para llevar a cabo una buena planeación financiera para disfrutar al máximo tus próximos años:

  • Analiza tu situación financiera actual. ¿Qué relación existe entre tus ingresos y egresos?, ¿Cuánto de lo que ganas puedes destinar a un ahorro? y ¿Cuáles gastos puedes recortar y cuáles no?
  • Establece objetivos en un mediano y largo plazo. Podrías empezar por fijar un monto con el cual te sientas seguro y sepas que podrás ser constante durante un plazo largo. Considera que el monto que destines deberá de ser algo que no podrás tocar, pues de aquí depende que el monto total ahorrado pueda generar rendimientos. Si lo retiras por mala administración, perderás lo que ya habías acumulado.
  • Infórmate. ¿Sabes qué tasa ofrecen los diferentes fondos de ahorro? y ¿Cuáles son sus ventajas en cuanto a servicio?
  • Haz un plan de acción y ponle fecha. Probablemente has pensado en aumentar tus ingresos, podrías fijarte como meta conseguir un aumento de sueldo o buscar un nuevo empleo, aumentar las ventas de tu negocio, etc.

Para lograr una buena planeación financiera para tu futuro, hoy en día existen asesores que escuchan las necesidades de los clientes y las pueden transformar en logros mediante portafolios flexibles, respaldados por administradores internacionales de gran experiencia que convierten a los ahorradores en inversionistas.

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario