Ellos y ellas hacen la noticia, recordando a Don José Terán

La industria publicitaria y el mundo del arte están de luto. Emprende el viaje eterno Don José C. Terán (1925-2014) y quien ocupa importante posición en nuestra Galería de Personajes Inolvidables.

Dentro de sus principales y múltiples virtudes destacamos en este momento dos: el haber sido uno de los pocos profesionales especializados en arte publicitario que llega a ocupar la dirección de una agencia publicitaria y el haber conservado a un anunciante durante 60 años. Puntualizamos, sólo nos referimos a dos, pero no son las únicas virtudes, de este ilustre sonorense, que al partir era presidente honorario de la agencia Terán TBWA, que nació como un taller de arte con un cliente El Palacio de Hierro, el cual hasta la fecha sigue siendo cliente de la firma que hoy dirige su hijo José Alberto Terán.

Nació en Nacozari, Sonora en 1925. Estudió arte publicitario en los años cuarenta en Los Ángeles, California en el Art Center School of Design.

En 1947, Don José abre su propio Estudio de Arte, donde empieza a dibujar los primeros anuncios de prensa para El Palacio de Hierro. Este fue el inicio de una relación de 60 años con este cliente y de lo que hoy conocemos como Terán/TBWA. El año pasado festejaron más de 60 años de relación ininterrumpida.

El 13 de julio de 1947, se lanza la primera campaña que se denomina “Venta General”, la cual tuvo tal éxito que se tuvieron que cerrar las puertas de la tienda para contener a la gente. En 1958, se inaugura El Palacio de Hierro Durango, donde se invita a Don José a instalar su Estudio de Arte en la azotea de la tienda, que en ese momento ya contaba con 20 colaboradores, ya que esto permitía tener a la mano la mercancía para dibujarla.

En los sesentas trabajó para la marca Vanity, la cual logró éxito en México debido a los catálogos de moda que Don José creó en base a fotos tomadas en locaciones naturales alrededor del mundo, junto a los principales fotógrafos del momento como Helmut Newton, David Hamilton y Albert Watson. Por todo ello, Terán logró una gran reputación como agencia especializada en moda.

A mediados de los ochenta, se incorpora a la agencia su hijo mayor, José Alberto Terán y juntos logran posicionarla dentro de la 10 primeras de firmas publicitarias en México. En 1995 se asocian con la red mundial /TBWA.

Otra de las grandes pasiones de Don José fue la pintura, arte en el que también tuvo mucho éxito, y donde su seudónimo, NARET, fue todo un referente. Su obra estuvo en varias exposiciones tanto en Estados Unidos como en México y fue invitado a participar en importantes bienales de arte de corte internacional.

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario