Una regulación adecuada para la industria aérea nacional es clave para el desarrollo económico de México

Durante la última década, la economía de México ha atravesado por etapas de crecimiento continuo. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de 2013 a 2017 el crecimiento promedio anual del PIB fue de 2.5%, el más alto en lo que va del presente siglo. A la par, durante este periodo, la industria aérea nacional también ha presentado una expansión sostenida. De 2013 a la fecha, el tráfico de pasajeros registró un crecimiento promedio anual de 10.2%, mientras que para el tráfico de carga fue de 6.3%.

México se encuentra ente los países de América Latina con menor flujo de pasajeros aéreos per cápita, con 0.7, mientras que países como Canadá con 3.9 y Panamá con 3.7 aparecen como punteros en la región. Esto destaca el potencial de crecimiento que esta industria tiene por delante.

“Con más de 800 rutas nacionales e internacionales, 1 millón de empleos directos e indirectos y una aportación al PIB de 2.9%, para la industria aérea es de suma importancia ordenar su crecimiento aumentando la competitividad con sentido social, lo cual  puede lograrse a través de una agenda de trabajo sólida, que incluya los temas prioritarios para la industria: seguridad, crecimiento, regulación inteligente, infraestructura, servicios de facilitación de pasajeros, y sostenibilidad”, comentó Sergio Allard, Presidente del Consejo Directivo de la CANAERO.

Los temas que integran  la Agenda de la Aviación Mexicana 2019-2024 presentada por la CANAERO se desglosan de la siguiente manera:

  1. Seguridad: Es evidente la necesidad de contar con una Agencia Federal de Investigación de Accidentes en el Transporte (AFIAT), la cual tenga autonomía técnica y presupuestal con un plan de trabajo en coordinación directa con las autoridades competentes capaz de implementar las últimas tecnologías en la materia, buscando su continuo desarrollo y fortalecimiento.
  2. Crecimiento económico: Para potencializar el crecimiento de la industria es esencial generar las condiciones que permitan continuar atrayendo inversiones a mediano y largo plazo, con el fin de potencializar la competitividad y conectividad aéreas. Esto estaría acompañado de la creación de más empleos directos e indirectos, además de impulsar industrias tan importantes como la turística.

Con la proyección de crecimiento de la industria, podremos pasar de 620 mil operaciones aéreas que se registraban en 2010, a 1.4 millones para 2030, generando así 2.1 millones de empleos directos e indirectos.

  1. Regulación inteligente: Para lograr un crecimiento ordenado de la industria aérea es necesaria la implementación de las mejores prácticas regulatorias, fomentando la creación eficiencias y sinergias en toda la cadena de servicio, fortaleciendo la apertura comercial, la competitividad de la industria y la conectividad en el país.
  2. Infraestructura: Partiendo de que en México participan más de 70 aerolíneas nacionales e internacionales, con una flota comercial de 355 aeronaves y transportando más de 240 mil pasajeros por día, en la CANAERO reconocemos la importancia de contar con la infraestructura suficiente para atender la creciente demanda de pasajeros de una manera sostenible y equilibrada que no genere costos adicionales sobre el transporte aéreo. Así, una pieza clave para lograr este objetivo es la construcción e inicio de operaciones del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).
  3. Servicios de facilitación: México se convertirá en un lugar más atractivo para el prestación de servicios de transporte aéreo de pasajeros y carga con la implementación de tecnologías que permitan mejorar la experiencia de viaje y alcanzando Tiempos Mínimos de Conexión competitivos a través de servicios migratorios y aduaneros óptimos y eficientes.
  4. Sostenibilidad: Uno de los pilares fundamentales de esta agenda es lograr la consolidación de la industria aérea a través de acciones que permitan la sostenibilidad de su crecimiento, impulsando la inversión y rentabilidad a largo plazo mediante ahorros y eficiencias en la cadena de suministro, lo cual permitirá ofertar costos más competitivos para el usuario.

Lo anterior deja de manifiesto la necesidad de contar con una industria aérea mexicana competitiva y sana, lo cual es clave para impulsar el desarrollo económico de México, facilitando exportaciones, incentivando inversiones y detonando industrias paralelas de gran relevancia para la economía nacional como la turística.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario