JW Marriott Hotel Mexico City una propiedad que va más allá

La historia de Marriott comenzó como un negocio que vendía cerveza de raíz y excelente comida; pero el trabajo arduo de J. Willard Marriott y su esposa, Alice los llevó a hacer su debut de catering en aerolíneas y en 1957 abre su primer hotel motor en Arlington, Virginia; con esto, Marriott se abrió paso como una empresa global diversa que fue dejando su huella en distintos lugares del mundo.

A Polanco, una de las colonias más prestigiadas e icónica de la Ciudad de México, llegó en el año de 1996 con JW Marriott Holtel Mexico City, el primer JW en la Ciudad. Hoy en día, dicha propiedad es uno de los hoteles con mayor presencia y gran reconocimiento a nivel internacional debido a su exclusividad y lujo. Sus instalaciones destilan vanguardia y sofisticación; sus asociados reflejan los valores de la firma internacional Marriott y, la experiencia de pasar una noche en él es, sin duda, inolvidable.

Así como la fundación de Marriott resulta ser un dato que no todo el mundo conoce, JW Marriott Mexico City tiene información que también puede resultar curiosa para los huéspedes y clientes en general. Por ejemplo; J. Willard Marriott junior visitó la propiedad en agosto de 1996, tras su apertura.

Una de las más prestigiadas firmas de arquitectos en México estuvo a cargo de la construcción del edificio; Grupo Sordo Madaleno plasmó su estilo moderno y vanguardista, sin embargo,  la puerta de entrada del lobby y una estructura que está fuera del restaurante Xanat, mantienen el estilo de los Hoteles Mandarín, ya que en un principio iba a ser un “Mandarín Hotel”. Además de que en el inicio, la construcción tendría 313 habitaciones, pero se eliminó una para poder ampliar el piso ejecutivo.

La propiedad cuenta con ocho amplios salones para eventos sociales y de negocios; de los cuales, el salón “Hennessy” abrió primero como un bar llamado “Club Hennessy”, mientras que el salón “Thai House” iba a ser un restaurante Thailandés. A lo anterior se le suman datos curiosos como el caso de los libros de la biblioteca; nadie podría creer que ¡son falsos! Y que un asociado fue elegido para correr con la Antorcha Olímpica en 2004.

Sin duda, JW Marriot Mexico City es más que un hotel lleno de historia y lujo que puede satisfacer hasta el cliente más exigente, también resulta un lugar ideal para desarrollarse como colaborador y no sólo lo dicen sus asociados, esto está sustentado; pues en 2013 ingresó al Salón de la Fama del Instituto Great Place To Work por mantenerse en el ranking por 10 años consecutivos.

En 2014 ganó el premio JW Marriott Jr. Diversity Excellence Award; mientras que actualmente Marriott International es la cuarta mejor empresa multinacional para trabajar en el mundo y JW Marriott Hotel Mexico City cuenta con tres certificaciones que lo avalan como un lugar incluyente y que apoya la equidad de género en el ámbito laboral; dando como resultado la posición número once como la mejor empresa para trabajar en México.

Es así como la propiedad resulta ser un excelente lugar para hospedarse; pero también para asociarse; pues sin duda, los valores que la marca Marriott representa se ven reflejados en el día a día; incluso en aquello que se desconocía.

Acerca de 

Redactora web en Básico.Fm

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario