Animal Planet presenta el especial “Proyecto Yao Ming”

logo

Cada año, la cifra de elefantes muertos en África aumenta considerablemente producto de la caza furtiva por el marfil, perpetrada por una de las redes de tráfico de vida silvestre más grandes y organizadas en la historia. Sólo el año pasado este flagelo se cobró la vida de 25 mil ejemplares, y el número asciende a 4.5 millones si consideramos los últimos 60 años.

Animal Planet presenta PROYECTO YAO MING, un revelador documental de una hora de duración, en el cual el astro mundial del básquetbol Yao Ming viaja a África para enfrentar la batalla más grande de su vida: generar conciencia mundial de esta epidemia que moviliza un mercado negro internacional de miles de millones de dólares.

“Yao representa la próxima generación de conservacionistas. Es probable que contar con él como embajador sea lo mejor que le pueda pasar a la vida silvestre”, sostiene Peter Knights, director ejecutivo de WildAid, la única organización del mundo dedicada íntegramente a reducir la demanda de productos generados por la caza furtiva. En su viaje, Ming ve por sí mismo las pruebas de una batalla perdida, en la cual estos gigantes de África son asesinados sin piedad cada día para extraerle sus colmillos. Así, este ícono del deporte tanto en su China natal como en Estados Unidos, rápidamente comprende que la verdadera guerra por erradicar este flagelo no está en África sino en el mercado negro.

elefantes1

En este especial, Yao también viaja a Kenia, hogar del antiguo pueblo Samburu y hábitat natural para los elefantes africanos que son parte de su herencia y cruciales para la subsistencia de la comunidad. La caza furtiva no solo destruye las especies salvajes, sino también a las tribus que dependen de ellas. Ming se encuentra con Sir Iain Douglas-Hamilton, un reconocido experto en elefantes que se hace eco del alarmante mensaje conservacionista de WildAid y pide encarecidamente a Yao que lo divulgue en todo el mundo: es una carrera contra el tiempo para estos elefantes; solo cuando se logre detener la compra, la matanza acabará.

“Los precios exorbitantes hacen que los cazadores furtivos persistan”, afirma Yao Ming. “Y si nosotros compramos marfil, también nos convertimos en asesinos”, agrega.

Desafortunadamente, los elefantes no son las únicas especies víctimas de la caza furtiva. Los rinocerontes son muy buscados por sus cuernos con cifras récord de dos ejemplares asesinados por día, tan solo en Sudáfrica. Yao Ming viaja a la reserva Kariega, ubicada en aquel país de África para experimentar la lucha y el dolor de los rinocerontes huérfanos, cuyos padres fueron asesinados.

Con su enorme fortaleza, visión y el poder de su discurso, Yao Ming busca desesperadamente crear conciencia mundial para acabar con la caza furtiva de animales salvajes. “Cuando nuestro mensaje sea divulgado por todos aquellos que vean este documental, la gente podrá sumarse a nuestra causa y ojalá se logre así eliminar el mercado negro”, confía Ming.

Acerca de 

Redactora web en Básico.Fm

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario