¿Cómo acercar a los niños a la tecnología?

Por Gerardo Contreras, Gerente de Mercadotecnia de PlayKids México

Actualmente es muy común escuchar, ver o incluso tener acceso a aplicaciones y herramientas digitales que llevan el entretenimiento a un nuevo nivel; cosas que hace sólo un par de años nos parecían sacadas de películas de ciencia ficción hoy están a nuestro alcance: realidad virtual, realidad aumentada, etcétera. Pero ¿a qué edad es recomendable que un niño tenga acceso a este tipo de aplicativos?, realmente no hay una respuesta definitiva, pues esto siempre dependerá de aspectos subjetivos, culturales y demográficos de las regiones del mundo.

De acuerdo al Estudio sobre los Hábitos de los usuarios de Internet en México 2016, realizado por AMIPCI, del total de la población con acceso a internet (65 millones de personas), el 15% corresponde a menores de 13 años, lo que nos da una idea de la cantidad de niños que están actualmente expuestos a estímulos tecnológicos.

Si en algo están la mayoría de ellos de acuerdo es que este proceso de iniciación tecnológica (independientemente de la edad en la que se lleve a cabo) debe hacerse con herramientas adecuadas para la edad del menor y bajo la supervisión de los padres. El objetivo es que, independientemente del momento en el que el niño tenga acceso a la tecnología, cuente con la orientación de sus padres principalmente sobre el tiempo que podrán dedicar a ello, el tipo de contenidos e interacción que podrá tener con otros usuarios.

Los pequeños ansían cada vez desde más temprana edad, poder tener una tableta o un Smartphone, muchas veces sin siquiera saber para qué sirven dichos dispositivos; y en la mayoría de los casos viéndolo sólo como un medio de esparcimiento. A continuación presento algunas recomendaciones para acercarlos por primera vez a la tecnología:

  • Buscar soluciones digitales que además de fungir como una fuente de entretenimiento, también puedan ser usados como herramienta de apoyo al aprendizaje y desarrollo de habilidades; una herramienta ideal para este propósito es aquella que brinda al usuario la sensación de estar jugando, viendo videos divertidos o leyendo cosas interesantes, pero que al mismo tiempo estén realizando actividades que ayuden en su desarrollo y fomenten el aprendizaje.
  • Debe tratarse de aplicaciones que permitan a los padres tener completo control de los contenidos, independientemente de que la plataforma esté filtrada de acuerdo al criterio de profesionales en la materia, pues es necesario dar a los jefes de familia la facilidad de determinar –de acuerdo a razonamientos personales- la información a la que sus hijos tendrán acceso.
  • Iniciar con herramientas que no tengan anuncios comerciales, pues en la mayoría de los casos el contenido y tipo no están bajo nuestro control.
  • Asociar el contenido educativo con los personajes o caricaturas preferidas del menor, de esta manera será más fácil que los pequeños muestren interés en lo que se les presenta.
  • Asimilar la edad de nuestros hijos; no tratar de presentar el mismo tipo de contenido para un niño de 3 años que para uno de 8. Cada etapa es importante y requiere un tipo de estímulo diferente.

Con todas estas recomendaciones podemos hacer de este proceso algo entretenido y divertido para los niños, pero con la tranquilidad para los padres de que se está dando un contenido de calidad y apropiado para nuestros hijos.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario