AT&T reconoce a 6 ingenieros mexicanos por su labor durante el sismo

Es esa época del año en la que nos reunimos con la gente que amamos para disfrutar de su compañía, compartir sonrisas y reflexionar sobre el paso de otro año. Para muchos de nosotros, esta también es época de compartir y brindar ayuda a aquellos que atraviesan dificultades.

Dar lo mejor de nosotros es la esencia de esta temporada. Pero creo que además puede convertirse en una forma de vida en la que todos los días representen una oportunidad de hacerlo.

La generosidad se manifiesta de muchas maneras: dando lo mejor de nosotros en nuestros empleos, siendo amables con los demás, ofreciendo nuestra ayuda a aquéllos que estén pasando por momentos difíciles, y encontrando la forma en la que podamos compartir con otros. Grandes o pequeñas, nuestras acciones nos ayudan a construir un mejor futuro.

En AT&T, nuestra pasión está motivada por lo que la conectividad puede hacer por este país y su comunidad. Queremos inspirar a las personas, tanto dentro, como fuera de la compañía, a generar acciones positivas.

Este año en particular, los empleados de AT&T se unieron para ayudar a los afectados por el sismo en México. Con gran admiración y orgullo, escuché historias de colaboradores de AT&T que pasaron días dando apoyo, cuidado e incluso un hombro para llorar.

En esta ocasión, quisiera reconocer especialmente a 6 miembros de nuestro equipo de Red, quienes excedieron expectativas para mantener al país conectado en esos momentos tan difíciles. Su compromiso y trabajo los hizo acreedores al mayor honor entregado por AT&T a sus empleados: el Premio Whitacre.

Este premio, nombrado en honor a nuestro CEO anterior, Edward Earl Whitacre Jr., reconoce a los héroes de la organización que van más allá de lo esperado y generan impactos significativos durante tiempos de dificultad. Este año, el Premio Whitacre celebra su aniversario #10, y por primera vez, fue otorgado a empleados fuera de Estados Unidos.

Omar Amaya, Armando Ríos, Gary Palacios, Jaime Rocha, Omar Flores y Benito Barragán fueron reconocidos entre los empleados de AT&T a nivel global, por su dedicación y admirable sentido de la responsabilidad durante el sismo en la Ciudad de México.

Inmediatamente después del temblor, trabajaron para asegurar que nuestra red estuviera estable y operando, con el fin de que los usuarios de AT&T pudieran estar conectados con sus seres queridos y los servicios de emergencia pudieran organizar labores de rescate.

El Centro de Operación de la Red (NOC por sus siglas en inglés) que está al mando de Benito Barragán, realizó un diagnóstico inmediato sobre el estado de la red, vital para restablecer todos los servicios. Omar Anaya estuvo al frente de mejorar el desempeño de la red, mientras que Jaime Rocha y Gary Palacios tuvieron a su cargo el equipo de crisis para dirigir la operación de recuperación. Por su parte, el equipo de Armando Ríos apoyó con personal y con equipo de red necesario para la recuperación en las áreas afectadas. Igualmente, Omar Flores dio soporte a la operación a larga distancia desde Monterrey. Todos, trabajando día y noche, aseguraron que México estuviera conectado.

Esto demuestra el espíritu de AT&T. Nuestra idea de una compañía exitosa se basa en ofrecer un mejor servicio para nuestros clientes, ser un gran lugar para trabajar para nuestros empleados, ser de más valor para nuestros accionistas, pero aún más importante: ayudar a la comunidad en la que operamos.

Por ello, en nombre de todas las mujeres y hombres que trabajamos en AT&T, quiero desearles lo mejor, e invitarlos a unirse al poder de compartir.

Paso a paso, con la ayuda de todos, podremos hacer del mundo un lugar mejor.

¡Felices fiestas!

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario