Aprobación del IFT a Telcel de adquirir a Grupo MVS

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) informó que ha autorizado a Telcel adquirir 60 MHz de la banda de 2.5 GHz concesionados a Grupo MVS, operación que fue anunciada por el agente preponderante de telecomunicaciones a la Bolsa Mexicana de Valores desde finales del mes de noviembre del año pasado.

De acuerdo con el análisis del IFT “no se identifican riesgos al proceso de competencia y libre concurrencia ni de fenómenos de concentración contrarios al interés público en los mercados relevantes”, al tratarse de una operación que no generará un cambio estructural en la tenencia de espectro radioeléctrico en esta banda.

A partir de la reforma de telecomunicaciones de 2013, se estableció en el artículo 28 de la Constitución Política que el IFT, en su carácter de autoridad en materia de competencia económica de los sectores de radiodifusión y telecomunicaciones, está facultado para regular de forma asimétrica a los participantes en dichos mercados con el objeto de eliminar eficazmente las barreras a la competencia y la libre concurrencia, así como para imponer límites a la concentración nacional y regional de frecuencias de espectro radioeléctrico.

A pesar del mandato constitucional, el IFT autorizó que el agente preponderante de telecomunicaciones concentrara un mayor de frecuencias de espectro, concediéndole ventajas competitivas exclusivas para fortalecer su red de transmisión de datos móviles a través de una banda de frecuencias óptima para ello y a la que ninguno de sus competidores podrá acceder en el corto plazo, ya que los demás agentes tendrán que esperar a que el IFT lleve a cabo una licitación en esa banda y a que finalmente se asignen las frecuencias correspondientes.

Por otra parte, hay que destacar que contrario a lo que señala el IFT, claramente se modifica de manera importante la tenencia de espectro radioeléctrico entre los operadores de telecomunicaciones que prestan servicios móviles. A partir de la autorización del IFT, la configuración de espectro por operador quedará de la siguiente manera: Telcel pasará de contar con 41% de las frecuencias asignadas a tener más de la mitad (51%), AT&T quedará en (antes tenía 38%), mientras que Movistar bajará de 20% a 16% y otros servicios de acceso inalámbrico alcanzarían 1%. Ello tomando como referencia el resultado de la licitación de la banda AWS, en la que Telcel también fue el máximo ganador, y considerando las frecuencias que actualmente se encuentran asignadas a los operadores de servicios móviles que prestan servicios a usuarios finales.

A partir de lo anterior, el llamado operador preponderante que supera la barrera de 50% en contabilidad de Unidades Generadoras de Ingresos, llegando a 60.8% actualmente, rebasaría también la barrera de 50% en la acumulación de la totalidad del espectro disponible para toda la industria.

Con este escenario de concentración de espectro radioeléctrico por parte del operador preponderante, para el IDET es imposible no advertir la generación de ventajas para éste y consecuentes barreras para la gestación de competencia efectiva, al tratarse de un operador que podrá gozar en exclusiva de los derechos para explotar la banda de 2.5 GHz por al menos dos años antes que sus competidores; frecuencias del espectro óptimas para la oferta de servicios móviles avanzados (4G-LTE). Se trata, sin lugar a dudas, de una ventaja permanente que el agente preponderante obtiene, no obstante que los competidores actuales o algún nuevo jugador pudieran tener acceso a la explotación de frecuencias en esta banda dentro de dos años, conforme a la estimación del propio IFT.

Ante una demanda creciente por el consumo de internet móvil en condiciones de cobertura generalizada, alta velocidad de descarga, garantía de disponibilidad, seguridad y confiablidad, así como asequibilidad en precios, la ventaja competitiva que le da el IFT al agente preponderante es evidente.

En razón del mandato conferido al órgano regulador en el sentido de promover la competencia efectiva y la generación de un terreno competitivo equilibrado entre operadores, el IDET hace un llamado respetuoso al IFT para que desarrolle, a la mayor brevedad posible, la licitación de las frecuencias restantes de la Banda de 2.5 GHz, así como para que establezca en dicho proceso los mecanismos necesarios para evitar que el agente preponderante en telecomunicaciones continúe concentrando una mayor cantidad de espectro radioeléctrico, y que con ello siga obteniendo mayores ventajas competitivas que impidan el desarrollo y libre concurrencia para sus competidores, en clara contravención al espíritu de la Reforma Constitucional en Telecomunicaciones.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario