Angélica Rivera y otras 16 Primeras Damas en la revista Quién de septiembre

En esta edición de la revista Quién  las protagonistas son las mujeres de quienes gobiernan México, ahora ellas se ponen ante el reflector. Ellas no aparecieron en la boleta electoral, pero al ganar sus esposos, ellas también ganaron un “puesto” y la atención de todo un estado o país que vigila sus movimientos… Te contamos del rol de Angélica Rivera, y 16 primeras damas nos platican su experiencia en la alta política.

LA CONVOCATORIAquien1

Salir o no salir en la revista Quién®, ese era el dilema. Y la decisión no se debatía tomando café… La discusión acalorada ocurrió a través de un grupo de la aplicación Whatsapp que las seño- ras tienen abierto desde hace meses, y a través del que se comunican sin proto- colos para compartirse ideas, inquietudes, invitarse a sus informes, intercam- biar recetas de cocina y hasta oraciones religiosas.

“No es nuestro papel”, “hay que pedir permiso a Angélica Rivera”, “al gobernador no le gusta”, “no es el momento”, eran algunas frases que se ventilaban en las pequeñas pantallas de los celulares de las primeras damas.

“¡Somos unas valientes!”, dijo María Helena Hernández, de Baja California, a su tocaya Elena Cepeda, de More- los, cuando se encontraron en la escalera de la casona en donde las citamos para el shooting. Sólo ellas sabían de lo que hablaban, pero había cierto aire de complicidad y picardía en las primeras damas que acudieron al llamado de Quién®.

“Yo casi nunca doy entrevistas ni conferencias de prensa, no me gusta, pero otra primera dama me convenció y dije ‘esta vez voy a darme ese espacio'”, nos confió Lorena Arriaga, esposa del gobernador de Jalisco.

ANGÉLICA EN PLENO VUELO

“Cuando era niña, un día cerré mis ojos y pensé en todo lo que quería lograr, primero me lo imaginé y luego lo llevé a mi corazón… Tuve que trabajar mucho, pero lo logré”, Angélica Rivera.

Fiel a su ADN de estrella de televisión, Angélica ha dejado el low profile y vuelve a ser el centro de atención. Al principio del sexenio se limitaba a participar en los viajes de su esposo, en la donación al Teletón o los festejos del Día de Reyes, hoy recupera la personalidad que la hizo famosa.

En lo que va del sexenio, Angélica ha realizado viajes internacionales a Europa, Asia y América, la mayoría junto al presidente. En abril visitó el Vaticano, representando a Peña Nieto en la canonización de Juan Pablo II. Acompañada por dos de sus hijas, la ex actriz estrechó la mano del Papa Francisco y le reiteró la invitación para que visite México. Después se hizo público que además de sus hijas, la acompañaron unas 15 quien2personas entre familiares y amigos del medio del espectáculo. A través de la Ley de Transparencia, se supo que el Estado Mayor Presidencial destinó 91 mil dólares (1.1 millones de pesos) por asistirla en la Santa Sede.

Angélica Rivera logró conmover a su audiencia. La noche del pasado 2 de abril, en el Hotel Live Aqua de Bosques, más de 800 invitados escucharon cada palabra de la primera dama. Hablaba del síndrome de Turner, mismo que padece su hermana Carolina. En la subasta de cojines, en la que estaban presentes Emiliano Salinas y Ludwika Paleta, Jorge Vergara y Angélica Fuentes, y Pablo Escudero y Sylvana Beltrones, entre otros invitados, se recaudaron 15 millones de pesos que serían destinados a cuatro fundaciones.

 

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario