Seguridad vial en escuelas

Se trata de un manual gratuito y de fácil utilización para que los ayuntamientos y los centros escolares realicen auditorías de seguridad vial, una herramienta eficaz que les permite analizar los riesgos a los que están expuestos los alumnos en el entorno escolar y proponer rutas y caminos escolares seguros.FundacionMapfre2

Banquetas estrechas, pasos de peatones alejados, cruces con mala visibilidad, ausencia de carriles para bicicletas, insuficiente señalización de reducción de velocidad y estacionamientos escasos para vehículos y autobuses, son algunos de los factores que aumentan el riesgo de sufrir un accidente y un atropello con estudiantes implicados.

 

Este tipo de obstáculos, que un gran número de alumnos encuentra en su camino diario  a la escuela, podrían eliminarse, o al menos reducirse, con la realización de auditorías o inspecciones de seguridad vial, cuyo principal objetivo es identificar situaciones de riesgo en este tipo de entornos, recomendar soluciones que puedan contribuir a eliminar o disminuir los problemas detectados, ofrecer ejemplos de buenas prácticas y crear conciencia de seguridad vial.

 

Así lo ha manifestado Julio Laria, Director del Área de Seguridad Vial de FUNDACIÓN MAPFRE, quien ha presentado el “Manual de Inspecciones de Seguridad Vial en Entornos Escolares”.

Julio Laria también ha recordado los motivos que justifican la elaboración de este tipo de guías, de gran eficacia, entre los que destaca “reducir las elevadas cifras de menores lesionados y fallecidos, contribuir a alcanzar el «objetivo cero» y encontrar el equilibrio necesario en el diseño de las ciudades entre la movilidad de peatones y conductores”.

 

Según el estudio de FUNDACIÓN MAPFRE, actualmente existen demasiados vehículos circulando a excesiva velocidad por las calles próximas a escuelas y coches en doble o triple fila en la puerta de los mismos, con niños que salen apresuradamente. En definitiva, caos circulatorio y alteraciones en el flujo normal del tráfico que causan problemas de movilidad y seguridad.

Para prevenir este tipo de situaciones, FUNDACIÓN MAPFRE recomienda que las escuelas, en colaboración con las delegaciones, asociaciones de padres y de alumnos y policía local, realicen auditorías para comprobar las condiciones de seguridad vial que afecten al entorno escolar y para proponer las medidas más necesarias de cara a reducir el riesgo y mejorar la circulación.

Entre las medidas que más frecuentemente se identifican en este tipo de auditorías destacan: mejorar la señalización de la zona, especialmente para controlar la velocidad de los vehículos; instalar dispositivos que impidan el estacionado incorrecto y la invasión de la banqueta por parte de camiones de reparto, así como por otros vehículos; y colocar señales de advertencia a los conductores sobre la presencia de alumnos y señales luminosas en los cruces peatonales.

 

El manual de FUNDACIÓN MAPFRE aconseja además que se garantice la visibilidad de los cruces, se habiliten zonas de parada y espera en las proximidades de las escuelas para los vehículos, se mejore la visibilidad de los cruces peatones y la zona de espera en la banqueta de la escuela, y se realicen cursos y actividades de formación de seguridad vial de manera permanente.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario