Responsabilidad Natura

Natura firmó, en el año 2007, el compromiso voluntario de reducir un tercio de las emisiones relativas de Gases del Efecto Invernadero (GEI) a la atmósfera. La meta fue superada y Natura disminuyó en un 33.2% las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Para cumplir con el objetivo, Natura contempló la inclusión de todos los procesos de su cadena de valor, desde el naturasuministro de materias primas hasta la disposición final de los embalajes. La empresa reforzó la visión sobre toda esa cadena pensando en el compromiso de trabajar en una economía de baja emisión de carbono y esa postura ha generado un importante aprendizaje sobre los impactos e inversiones en nuevas acciones de la empresa.

Actualmente, el tema del carbono ya está incorporado en la toma de decisiones de cualquier nueva iniciativa. “Es muy gratificante para Natura alcanzar esa meta, pues hace siete años asumimos la responsabilidad de reducir todas las emisiones causadas por nuestra operación”, se enorgullece Denise Alves, directora de Sustentabilidad de Natura. “Nuestros gestores de innovación tienen el compromiso de evaluar las emisiones de cualquier producto a lanzar desde el momento del planeamiento, que deben ser menores que los productos que ya están en línea”, completa la ejecutiva.

Con el nombre de Programa Carbono Neutro, la iniciativa se apoya en  tres bases fundamentales: Inventario de Emisiones, Reducción de las Emisiones y Compensación. Para garantizar la reducción de 1/3 de las emisiones, Natura hizo el inventario midiendo todas las emisiones generadas desde la extracción de las materias primas y materiales de embalajes, realizada por nuestros proveedores, hasta el desecho de los embalajes después de usados por el consumidor. Todos los resultados de las emisiones de Natura fueron auditadas por empresas externas independientes, tales como DNV (2007 y 2008), PwC (2009 y 2010), KPMG (2011) y E&Y (2012 y 2013). Todos esos datos se reportan correspondientemente en los informes anuales de la empresa y en la plataforma del Protocolo Brasileño del GHG, desde su creación en 2008.

Después de tener un mapa completo de la cantidad de carbono emitida, Natura divide ese total de emisiones por la cantidad (en kilogramos) de productos vendidos en el año y llega a un valor de carbono/kg de producto, las denominadas emisiones relativas. Para alcanzar esa meta, desde el año 2007 Natura está poniendo en práctica diversas iniciativas.

Con relación a los productos, Natura aumentó el índice de vegetalización de las formulaciones y pasó a utilizar materiales de empaque en menor cantidad y con menor impacto ambiental, como el PET reciclado y PE verde. Además, el alcohol convencional de toda la perfumería Natura fue sustituido por alcohol orgánico.

Se inauguraron nuevos Centros de Distribución, descentralizando la separación de los pedidos de los consultores, reduciendo el tiempo de entrega y la emisión de GEI con la optimización del transporte en rutas.

Otras acciones importantes han sido el incentivo al transporte de productos por vía marítima para abastecer las operaciones internacionales que Natura mantiene en los principales países de América Latina. Debido a la expansión de la producción internacional, la empresa pasó a contar con más producción local, dejando de importar parte de la producción de Brasil. Natura también sustituyó la flota de autos de la fuerza de ventas y, a partir de 2012, pasó a ofrecer una tarjeta que limita el abastecimiento a etanol de los autos bicombustibles.

Entre otras iniciativas sustentables de la empresa está la utilización de cajas menores para la distribución de los productos, lo que permite una mejor ocupación en los autos y camiones, y la reducción en un 6% del consumo de papel de la revista Natura, disminuyendo el consumo del papel como materia prima y la sustitución del GLP por etanol en la caldera de la fábrica de Cajamar, SP, que ya valdrá también para el Ecoparque, el cual se inauguró el pasado 12 de marzo , en Benevides, PA.

Finalmente, por más que Natura cuente con el perfeccionamiento de sus procesos y utilice las tecnologías verdes más avanzadas, emitir cierta cantidad de carbono aún es algo inevitable. Por eso, todas las emisiones que Natura no puede evitar son compensadas con la compra de créditos de carbono.

Eso ocurre por medio del apoyo a proyectos que promueven la retirada de carbono de la atmósfera, como es el caso de las iniciativas de reforestación, de recuperación de áreas degradadas con bosque nativo y del incentivo al desarrollo de Sistemas Agroforestales. Los proyectos que permitan que un proceso industrial disminuya sus emisiones de carbono por medio de la sustitución de combustibles no renovables – carbón mineral y el aceite combustible – por fuentes renovables son otros ejemplos.

Para seleccionar iniciativas que sean innovadoras y tengan beneficio socio-ambiental, que garantice la generación de empleo y renta para la población local, la conservación de la biodiversidad y el uso sustentable de los recursos naturales, cada dos años, Natura lanza un pliego de condiciones público. En este pliego se eligen proyectos que generan créditos de carbono suficientes para compensar las emisiones que se generarán durante el bienio.

Abajo se puede visualizar en el gráfico las demostraciones de Compensación X Emisión:

 image004

Todos los proyectos son seguidos de cerca por Natura y pasan, necesariamente, por una verificación externa independiente, que verifica y certifica si la iniciativa está, de hecho, cumpliendo su plan de trabajo y generando reducción de emisiones.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario