Proyecto GreenSky se prepara para aterrizar en Thurrock

Solena Fuels en asociación con British Airways se ha comprometido a construir la primera planta del mundo que convierta residuos de relleno sanitario en combustible para aviación. Este anuncio tiene lugar justo dos semanas antes de que la comunidad de aviación mundial una fuerzas para discutir sobre formas de reducir el impacto ambiental de la industria en el marco de la Cumbre Global de Aviación Sustentable 2014 que se llevará a cabo en Ginebra.

La locación elegida para implementar este innovador proyecto es el Thames Enterprise Park (Parque Empresarial Támesis), ubicado en el british-airways-logo1terreno de la ex refinería de Coryton en Thurrock, Essex.  El lugar cuenta con excelentes enlaces de transportación e instalaciones existentes para el almacenamiento de combustible. 1,000 trabajadores de construcción serán contratados para construir la planta, la cual se planea esté terminada en el 2017, permitiendo la generación de hasta 150 empleos permanentes.

Este innovador proyecto de generación de combustible busca revolucionar la producción de combustible sustentable para la aviación.   Aproximadamente 575,000 toneladas de desperdicio post reciclaje, las cuales normalmente se destinarían a rellenos sanitarios o centros de incineración, serán convertidas en 120,000 toneladas de biocombustibles líquidos que usarán la tecnología integrada innovadora de Solena.  British Airways ha hecho un compromiso a largo plazo para adquirir las 50,000 toneladas anuales de combustible producido a precios competitivos.

Willie Walsh, director ejecutivo de IAG, empresa matriz de British Airways, dijo: “Siempre estamos buscando formas de reducir nuestro impacto sobre el cambio climático y este proyecto único en su tipo es un paso significativo para la industria de la aviación. La construcción de la planta de combustible GreenSky London en el Thames Enterprise Park sentará las bases para que British Airways reduzca sus emisiones de carbono significativamente. El combustible sustentable que se produzca cada año será suficiente para habilitar nuestros vuelos desde y hacia el Aeropuerto de la Ciudad de Londres con ahorros en carbono que equivalen a retirar 150,000 autos de circulación”.

Solena está a cargo del desarrollo del proyecto y usará su tecnología patentada de gasificación por plasma de alta temperatura para convertir los residuos en gas sintético de manera eficiente. Posteriormente, el gas se convertirá en hidrocarburos líquidos que usarán tecnologías de terceros, incluyendo limpieza y acondicionamiento de gas, un proceso de conversión Velocys Fischer-Tropsch, hidrofisuración y producción de energía eléctrica. Una vez completado el diseño inicial de ingeniería, Solena y sus socios darán inicio a la siguiente fase de ingeniería de la planta GreenSky London”.

Robert Do, presidente y CEO de Solena Fuels, dijo: “Estamos entusiasmados por ayudar a British Airways a alcanzar sus objetivos de sustentabilidad al brindar una solución innovadora para producir combustible para aeronaves. Esperamos que la construcción de la planta comience en aproximadamente 12 meses una vez que se hayan obtenido todos los permisos y acuerdos necesarios. Estamos muy entusiasmados por construir exitosamente GreenSky London y asociarnos con British Airways para lanzar nuevos proyectos en el Reino Unido”.

Thames Enterprise Park y el aledaño Thames Oilport, establecido en 2012, es una empresa conjunta con Greenergy como uno de los inversionistas y facilitador local para este proyecto.  Está ubicado en una zona industrial sobre el estuario del Río Támesis.

British_AirwaysAndrew Owens, director ejecutivo de Greenergy, dijo: “Éste es un lugar ideal para una iniciativa de biocombustibles como el de Solena y estamos muy complacidos de estar asociados. El área está ubicada sobre el Támesis y goza de lugar para almacenamiento y distribución de combustible, así como buenas vías de acceso para autos, trenes y barcos. El principal objetivo del Thames Enterprise Park es regenerar la ex refinería de Coryton tras su cierre en el 2012.  La planta propuesta por British Airways y Solena es exactamente el tipo de proyecto de tecnología de alto perfil que tanto nosotros como el Consejo de Thurrock queremos atraer a la zona, en especial dado el número de empleos especializados provistos”.

Barclays, como asesor financiero, continúa apoyando el proyecto GreenSky.  Gabriel Buck, director de soluciones financieras de gasto de capital en Barclays, dijo: “Éste es sin duda un proyecto único e innovador. Creemos que las bases económica y ambiental serán atractivas para los inversionistas desde una perspectiva tanto de deuda como de capital. La estructura de deuda del proyecto se ha identificado con acuerdos preliminares con una agencia de crédito a la exportación que brinda tanto garantías como financiamiento. Ahora estamos enfocados con el equipo del proyecto para completar todos los aspectos de la estructura de financiamiento”.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario