Senadora Adriana Dávila se niega a la lucha contra la trata de personas

Para la Senadora de la República Adriana Dávila Fernández no existe acción válida en la lucha contra la trata de personas, considera una simulación las estrategias emprendidas por autoridades y gobiernos en el combate a este delito, además califica como falso o inapropiado el testimonio de las víctimas que se atreven a romper el silencio y abrirle los ojos a la sociedad.

De igual manera Periodistas en Tlaxcala, hemos sido criticados y atacados por los empleados de la Senadora, quienes sin criterio usan las redes sociales para denostar todo lo que hace la sociedad civil organizada, gobierno, empresarios y sobrevivientes para combatir dicho crimen, pues a su negligente parecer, sólo Adriana Dávila tiene la razón.

En suma son casi 9 años los que Adriana Dávila ha vivido (y muy bien) a costa de los impuestos de los Mexicanos como legisladora federal, primero como Diputada Federal y luego como Senadora de la República, y la pregunta es…. ¿Cuál ha sido el benéfico para Tlaxcala?… ¿De qué nos sirve tener una Senadora que se pelea con todos?, que divide partidos , que impone dirigencias, que ataca a periodistas porque se atreven a escribir sobre la trata de personas o por las escaleras eléctricas, menosprecia a sobrevivientes de trata e intenta obligar a Senadores y Diputados Federales para que le aprueben la “mentada” Ley contra la trata, misma que le rechazaron dos ocasiones porque está mal, ya que afecta a las víctimas y beneficia a los tratantes.

Últimamente y con motivo del Día Mundial contra la Trata de Personas, en lugar de promover el combate, la prevención o realizar alguna acción en beneficio de las víctimas, Adriana Dávila se limitó a lanzar acusaciones contra los gobiernos estatales y el de la República, asegurando que son sólo simuladores.

Como cereza del pastel la presidenta de la Comisión Contra la Trata de Personas del Senado de la República, exigió al Gobierno del Estado de Tlaxcala o las instancias correspondientes, censurar de manera inmediata un video de Hip-Hop creado por jóvenes artistas tlaxcaltecas, que a través de la música intentan poner su grano de arena para erradicar este mal que afecta a nuestro país y que lamentablemente ha figurado en el estado. Lo anterior ya que la Senadora considera que el video estigmatiza a los tlaxcaltecas como tratantes.

Resulta increíble que ahora se tenga que pedir permiso a la Senadora Dávila para luchar contra la trata de personas…

Recuerde Senadora que es gracias a las sobrevivientes de este flagelo, periodistas y la sociedad civil en general que hoy podemos conocer cómo operan los tratantes, es gracias a quienes se han atrevido a declarar y denunciar los horribles crímenes a los que son sometidas miles de mujeres en México, de todas las edades, de todos los estratos sociales.

¿Usted, qué ha hecho con los millones de pesos que le cuesta a nuestro país mantenerla en el Senado?

¿Cómo una Senadora de la República puede intentar reprimir o censurar a las víctimas?…

Fue el caso de Zundury, aquella joven que estuvo encadenada y esclavizada durante dos años… tras escapar decidió convertirse en activista para que su historia no se repita, pero fue atacada por Dávila…, así también Karla de la Cuesta, Nelly, Karla Jacinto y muchas mujeres más que ahora son supervivientes de trata y buscan contribuir en la lucha.

Adriana Dávila ha menospreciado en reiteradas ocasiones el trabajo de activistas sociales y sobrevivientes de trata, explicando que a su parecer NO LOGRAN NADA al presentar sus testimonios en público o realizar campañas de prevención e información, pues según Dávila, sólo se revictimizan.

Ante lo anterior, resulta evidente que la enemigo número uno de quienes combaten la trata de personas, es la Senadora Adriana Dávila Fernández, situación que pone en duda su honorabilidad respecto a, ¿es o no una fuerte aliada de los tratantes…?

Acerca de 

Director de Desarrollo en Básico.Fm
Mi vida es como la vida de un viajero, la memoria de los viajes y la invención poética se mezclan de forma indisoluble con los recuerdos de los buenos sabores.

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario