Se han localizado 28 cuerpos en fosa clandestina de Iguala

El fiscal general del estado, Iñaky Blanco Cabrera, informó que hasta este domingo se han localizado 28 personas en las fosas clandestinas en la localidad de Pueblo Viejo, municipio de Iguala, por lo que se realizarán los exámenes periciales correspondientes para conocer su identidad, y anunció que a 22 policías municipales de Iguala un juez les dictó auto de formal prisión por estos hechos.Conferencia

En conferencia de prensa, Iñaky Blanco dijo que a fin de esclarecer estos hechos  la representación social solicitó y obtuvo del órgano jurisdiccional orden de cateo de un domicilio, para obtener indicios y robustecer la investigación, desahogándose dicha diligencia en un inmueble de Iguala propiedad del alcalde con licencia José Luis Abarca Velázquez.

En igual forma, se solicitó otra orden de cateo en cuatro domicilios de Iguala, ubicados en las colonias; Juan Álvarez, Chapultepec, Genaro Vázquez e Independencia.

Como resultado de la operatividad la Policía Ministerial aseguró en distintas fechas a diversas personas, destacándose la presentación de Luis Alberto José Gaspar (a) El Tongo y Norma Angélica Bruno Román.

El fisca del estado dijo que en su declaración ministerial, Luis Alberto José Gaspar, señaló que ingresó a la organización criminal Guerreros Unidos, a invitación de un amigo, quien le dijo que su función sería ser halcón, es decir cuidar y avisar de la presencia de federales, estatales, ministeriales, marinos y militares.

En tanto en la declaración de Norma Angélica Bruno Román, confirmó ser cónyuge de Luis Alberto José Gaspar y que pertenece a la organización Guerreros Unidos, con funciones de halcón. Por lo anterior se inicio de la averiguación previa FGE/DGCAP/4035/2014, por el delito de delincuencia organizada, dentro de la cual se decretó la retención legal de Luis Alberto José Gaspar.

Dentro de la investigación y derivado de labores de inteligencia se logró la detención de quienes dijeron llamarse Honorio Antúnez Osorio (a) El Patachín, de ocupación policía municipal preventivo de Iguala; Martín Alejandro Macedo Barrera, vendedor de narcóticos, y Marco Antonio Ríos Berber, sicario, a quienes se les aseguró una pistola calibre .45, marca Colt, abastecida con un cargador y 13 cartuchos útiles de dicho calibre; dos cartuchos calibre .380;  dos costalillas y dos bolsas de plástico conteniendo en su interior hierba verde y seca con las características propias de la marihuana, con un peso global bruto de 8.105 kilogramos, una báscula y una mariconera color negra y equipos de telefonía celular.

Las citadas personas señalaron trabajar para el grupo delincuencial Guerreros Unidos, identificando todos a un total de 30 efectivos de la Policía Preventiva Municipal como integrantes de dicha organización delictiva. Además, aceptaron haber participado en el tráfico de drogas, secuestros y homicidios.

En su declaración Martín Alejandro Maceda Barrera y Marco Antonio Ríos Berber, manifestaron haber participado directamente en el homicidio de estudiantes normalistas de Ayotzinapa, para lo cual les dieron seguimiento desde que éstos arribaron a Iguala, a bordo de dos camionetas, siendo cerca del centro de dicha ciudad cuando accionaron sus armas en contra de los estudiantes, logrando que descendieran del autobús en que se desplazaban, procediendo a asegurar a 17 de ellos, trasladándolos a la parte alta de un cerro de Pueblo Viejo, donde tienen fosas clandestinas, en el que los ultimaron.

Los detenidos manifestaron que la instrucción de acudir al sitio en el cual se encontraban los normalistas la dio Francisco Salgado Valladares, de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, en tanto la instrucción de llevárselos y ultimarlos la recibieron de un sujeto apodado el Chucky, integrante y líder de Guerreros Unidos.

Ante esto, el Ministerio Público, amplió el ejercicio de la acción penal en contra de Felipe Flores Velázquez, Alejandro Tenescalco Mejía y Luis Francisco Martínez Díaz, ex Secretario de Seguridad Pública y Protección Civil, supervisor de Turno y policía segundo, respectivamente, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de homicidio calificado en agravio de seis personas; así también, se amplió el ejercicio de la acción penal en contra de los 22 elementos municipales, pero ahora por los cuatro homicidios restantes acontecidos en las fechas de referencia.

Resultado de las declaraciones de Martín Alejandro Macedo Barrera y Marco Antonio Ríos Berber, la representación social tuvo conocimiento del hallazgo de distintas fosas clandestinas en cuyo interior se localizaron restos humanos en las inmediaciones de un cerro ubicado en Pueblo Viejo, municipio de Iguala.

El lugar del hallazgo fue asegurado por personal de actuaciones para su procesamiento y preservación conforme a los protocolos de la materia, dando intervención a especialistas en las ciencias forenses, además de ordenar el traslado de los restos al Servicio Médico Forense (Semefo), donde serán recabadas muestras biológicas para la elaboración de perfil genético y su posterior confronta con los perfiles de personas que tengan familiares desaparecidos, para establecer su identidad.

En estas actuaciones la Dirección General de Servicios Periciales de la Institución solicitó el apoyo del Departamento de ADN, Mapas y Perfiles Genéticos de la División Científica de la Policía Federal, así como de la Coordinación General de los Servicios Periciales de la Procuraduría General de la República.

En el sitio de referencia personal de la Fiscalía General del Estado ha reportado que se encontraron un total de 28 cuerpos.

Personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos acudió a dicho sitio, constatando los trabajos de levantamiento cadavérico, y que también estuvo en el desarrollo de las necropsias correspondientes.

Por acuerdo con representantes de normal rural se determinó que se agreguen a las labores de identificación de los cuerpos nueve especialistas argentinos, encabezados por la antropóloga forense Mercedes Doretti.

Especialistas en la materia refieren que el proceso para determinar la identidad de los restos oscila entre quince días y dos meses, esto en razón de las condiciones orográficas, climatológicas  y características de los cadáveres.

Al actualizarse supuestos de delincuencia organizada, se realizó el desglose correspondiente a la PGR, a efecto de que conozca de aspectos de su exclusiva competencia y que fueron puestos a su disposición Luis Alberto José Gaspar, Honorio Antunez Osorio (a) “El Patachí”, Martín Alejandro Macedo Barrera y Marco Antonio Ríos Berber, en calidad de probables responsables.

El fiscal dijo que existen elementos para establecer el involucramiento en los hechos delictivos que se investigan de grupos de la delincuencia organizada, particularmente el conocido como Guerreros Unidos, respecto delo cual las actuaciones llevadas a cabo por la Fiscalía General del Estado han conllevado a la detención de 26 probables responsables y consignación de 29 integrantes de dicha organización criminal (3 sin detenido) vinculados a la misma, debiendo reiterarse que cuatro de los detenidos fueron entregados a la SEIDO.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario