13 Abril, 2017

Posicionamiento de la Red de Acceso ante la declaración de Mikel Arriola

La Red de Acceso, agrupación de organizaciones de la sociedad civil que han unido fuerzas para promover y hacer valer el derecho a la salud, manifiesta su preocupación por la reciente declaración del titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Mtro. Mikel Arriola Peñalosa en el marco de las Olimpiadas de la Innovación de la institución, en las cuales expresó que: “Cuando se trate de formulaciones paliativas, es decir, que no ofrecen curar y se limitan a controlar alguna afección, el Seguro Social seguirá privilegiando la adquisición de medicamentos genéricos, porque son seguros, de calidad y nos cuestan menos.”[1]

En la Red de Acceso estamos convencidos de que el derecho constitucional a la salud debe garantizar, sin discriminación, el acceso a los medicamentos que ofrecen una mayor y mejor calidad de vida para los pacientes con enfermedades crónicas, crónicas degenerativas, etc.

Estamos conscientes de la actual contracción económica por la que atraviesa el país, lo que infiera la necesidad de que el sector salud garantice los mejores tratamientos a precios accesibles.

Pero si tomamos en cuenta los compromisos firmados por el propio gobierno mexicano con la Organización Mundial de la Salud, en los que se pide hacer medicina basada en evidencia y centrada en el paciente, con enfoque en Derechos Humanos, es preocupante darnos cuenta de que hoy en día se privilegian los ahorros económicos por encima del bienestar y control de los pacientes.

Los recortes presupuestales en salud afectan directa e indirectamente en los pacientes: Programas preventivos, atención a la salud, claves de medicamentos, infraestructura, capacitación y actualización médica, entre otros. Se redujo el presupuesto de 24 hospitales de los 3 niveles de atención, de los cuales, los más afectados son: INCAN, Hospital General “Dr. Manuel Gea González”, Hospital Regional de Alta Especialidad Ixtapaluca y el Instituto Nacional de Nutrición.

En México no tenemos claridad sobre los recortes en salud. Mientras Secretaría de Hacienda anunció que el recorte en salud en 2015 fue por 3, 339 millones de pesos, Secretaría de Salud confirmó que el recorte fue por más de 10 mil millones de pesos. El documento de Cuenta Pública de la SHCP 2015, comprobó un recorte aproximado por 13 mil millones de pesos.

Nuestro país es el que menos recursos destina a la Salud Pública (gasto proveniente del Gobierno) entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Mientras que el promedio de gasto público en salud de la OCDE es de 6.6%, México sólo invierte 2.7% del PIB nacional.

Para los pacientes que vivimos con enfermedades crónicas las terapias innovadoras y los medicamentos que ofrecen una mayor y mejor calidad de vida son indispensables. Sobre todo si se busca contar con una población sana y productiva que no se vea impedida para llevar a cabo sus actividades diarias por falta de acceso y disponibilidad del mejor tratamiento médico.

De igual forma, existen diversos estudios que demuestran que los nuevos tratamientos –al evitar el desarrollo de comorbilidades, efectos adversos que dañan la salud de los pacientes—generan más ahorros en el mediano y largo plazo. Es decir, garantizar el buen control de las enfermedades, asegurando un estado óptimo de salud, es una inversión y no un gasto.

Los pacientes de México queremos seguir siendo productivos para nuestro país y nuestras familias, y hoy pedimos a las autoridades que no quitarnos esa oportunidad bajo la justificación de generar “ahorros” que en el futuro serán más costosos para el sistema de salud y nuestra familias.

Ante la vaguedad de las palabras expresadas por el titular del IMSS, existe el temor fundado de que los derechohabientes que viven con diversas enfermedades crónicas se vean seriamente afectados. A continuación algunos ejemplos de esas afectaciones:
En diabetes hay pacientes cuyo tratamiento idóneo requiere de insulinas de acción rápida o ultra rápida en combinación con dosis basales; sin embargo, la insulina que les es prescrita es NPH, o bien, son controlados únicamente con metformina y/o glibenclamida. A pesar de la falta de control de la enfermedad, reflejado en los niveles de glucosa y hemoglobina glucosilada, su tratamiento no ha progresado a insulinización con el paso de los años.
Las personas que viven con artritis pueden experimentar un retroceso en su calidad de vida pues se ha comprobado que los medicamentos innovadores son realmente eficaces y los cambios de tratamiento pueden tener graves efectos adversos.
Los pacientes que han sido trasplantados también se pueden ver afectados pues el nivel de sustancia activa en los medicamentos genéricos es diferente de una marca a otra, por lo que, con cada cambio de medicamento se deben someter a un análisis de nivel de sustancia activa en sangre para comprobar la eficiencia del medicamento.
Las personas que viven con fibrosis quística, para los cuales hay insumos que son necesarios para una debida atención médica, e incluso, desde algunos años son GI, pero por una mala decisión siguen sin estar incluidos en el cuadro básico del Instituto, negándoles el derecho a tener mejor y mayor calidad de vida.

En general, los efectos secundarios en el cambio de una terapia a otra son riesgos recurrentes y de gran impacto, y tememos que los pacientes afiliados al IMSS corran un grave riesgo al no aplicarse criterios claros de medicina centrada en el paciente.

Privilegiando la transparencia y buscando evitar que existan dudas sobre el tratamiento que se ofrecerá a los derechohabientes del IMSS, hacemos un atento llamado a su Director y a las autoridades del Instituto para que especifiquen cuáles son los medicamentos que se incluirán dentro del listado de fármacos innovadores que cuya adquisición será privilegiada y/o asegurada.

Quienes integramos la Red de Acceso queremos enfatizar que nuestra postura está centrada en un interés genuino en la protección de los pacientes, en aras de que las diversas instituciones de salud adquieran y garanticen la disponibilidad de medicamentos (innovadores y genéricos) de calidad comprobada a precios accesibles.

El Instituto Mexicano del Seguro Social, al ser la institución de salud pública con mayor presencia en el país, se ha caracterizado en sus 74 años de existencia por ser referente en el acceso integral a la salud y protección social, por lo que confiamos en que la decisión de compra de medicamentos de calidad comprobada se tomará pensando en ofrecer el mejor tratamiento en tiempo y forma para los pacientes.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx