Nuevo medicamento para la hipertensión

Stendhal, compañía farmacéutica mexicana con presencia en 13 países de Latinoamérica, anunció la introducción en México de la nueva molécula Fimasartán, lo que se convierte en el primer paso hacía resultados tangibles del acuerdo de entendimiento suscrito entre la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de México y el Ministerio de Seguridad de Alimentos y Medicamentos de la República de Corea, firmado el 28 de mayo del presente año.Hipertension

Reconocida como el Mejor Desarrollo Tecnológico en 2011 por el Centro de Comercio e Inversión de la República de Corea (Kotra, por sus siglas en inglés), esta molécula ha probado su efectividad en el control de la hipertensión en la población de ese país.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, de la Secretaría de Salud, hay más de 11 millones de personas diagnosticadas con hipertensión en México. Se calcula que existen otros 10 millones que aún no han sido diagnosticadas.

A partir de la 1ª semana de octubre, Stendhal introducirá en México esta  molécula innovadora, la cual bloquea eficientemente al Sistema Renina Angiotensina Aldosterona, demostrando reducciones clínicamente significativas  en la presión arterial de pacientes con hipertensión de leve a moderada. Además, a diferencia de otras sustancias, Fimasartán muestra un efecto significativo sobre la variabilidad de la presión arterial, que asegura una reducción homogénea, consistente y efectiva a lo largo de 24 horas.

Stendhal estima que 1.6 millones de pacientes —diagnosticados sin o con tratamiento pero no controlados— podrían acceder a Fimasartán, lo que representa el 14% del mercado mexicano de atención privada. Se calcula que en 2020, 65% de las personas que padecen hipertensión utilizarán ARB’s (la clase terapéutica a la que pertenece la nueva molécula) para combatir de manera efectiva la hipertensión.

Además de la introducción de la nueva molécula, la alianza entre Stendhal Pharma y Boryung Pharmaceutical se está traduciendo en una inversión de más de 30 millones de pesos para investigación sobre enfermedades cardiovasculares que permitan fortalecer con datos científicos la efectividad y seguridad de Fimasartán en población mexicana. Los resultados de ese estudio, que lleva el nombre de FIRME-1, el cual será un detonante para la rápida adopción del tratamiento para millones de mexicanos que padecen hipertensión arterial y sus consecuencias.

“FIRME-1 —que en México es coordinado por el Dr. Ernesto Germán Cardona Muñoz, cardiólogo y doctor en ciencias— se llevó a cabo en 13 centros de salud entre más de 260 pacientes, lo que lo convierte en el estudio clínico sobre la hipertensión sistémica más grande realizado exclusivamente en pacientes mexicanos”, dijo el Dr. Gerardo Sánchez Mejorada, director médico de Stendhal México.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario