México en el Neo Salvajismo

Ser la empresa más productiva, el más capacitado, tener el mejor teléfono inteligente o el automóvil más seguro, son todas expresiones del nuevo salvajismo que invade a las sociedades actuales, dejó ver el escritor capitalino, Diego José, durante su participación en la FUL 2014, donde presentó la versión actualizada de su libro Nuevos Salvajismos: la perversión civilizada. Conjunto de ensayos sobre problemáticas y fenómenos culturales.

“Los nuevos salvajismos, es un juego de palabras que se refiere a ciertos comportamientos de la sociedad contemporánea, que deben analizarse desde una nueva perspectiva antropológica. Es tratar de entender esas formas del pensamiento que es salvaje, aludiendo a lo que mueve e impulsa a las sociedades, las nuevas necesidades”, apunta el docente, quien explica que así como las culturas, consideradas primitivas por el pensamiento ful okoccidental, atendían a las necesidades básicas de alimentarse y comer, las nuevas sociedades se la pasan construyendo necesidades diarias, construyendo modelos que marcan la pauta de lo que es “correcto o deseable”.

Acompañado por los también escritores Julio Romano y Alfonso Macedo, Diego José precisa que las sociedades modernas buscan instaurar o crear temores y expectativas que derivan en grandes dividendos económicos para las grandes empresas, produciendo sociedades enfermas de paranoia y ansiedad, mismas que son alimentadas constantemente por los mensajes transmitidos a través de los medios de comunicación y las redes sociales.

En este sentido, explicó que la necesidad de tener seguridad es totalmente opuesta al ideal de las sociedades actuales de ser libres, “ahora buscamos una casa, un automóvil, una escuela, una vida cada vez más segura pero perseguimos la idea de la libertad, cuando si buscas la absoluta seguridad lo primero que pierdes es la libertad y viceversa”, señaló.

La nueva edición sellada por Universidad La Salle Hidalgo, evalúa las repercusiones del control que ejercen las redes sociales sobre la vida de sus usuarios y la soledad registrada en las sociedades actuales; así mismo, celebra la visualización de George Orwell y Ray Bradbury para describir en una etapa muy temprana el control y presión que se ejercería a través de los medios de comunicación, con Estados paternalistas, que en total sarcasmo “todo hacen por el bien de sus habitantes”.

En este contexto, también criticó los modelos educativos basados en competencias, pues ellos recurren a un esquema empresarial, enfocado a desarrollar capacidades técnicas y advierte que se está encaminando a la escuela a convertirse en mera capacitadora de obreros, técnicos, profesionistas, estratificando la educación, haciéndola excluyente y quitándole a la educación su potencial subversivo.

Desde las perspectiva del investigador, las sociedades contemporáneas han tomado una ruta que va deformando el supuesto proceso civilizatorio, “el subtexto es la perversión civilizada, llegamos a la época del progreso y como nos desilusionó tomamos el sentido opuesto. La idea misma de civilización pareciera no ir a una evolución de las sociedades, sino a un estancamiento o a la reproducción de otros modelos”, señala el autor al advertir que tales modelos propician también que las sociedades menos desarrolladas resulten excluidas y en las sociedades “modernas” se de una estratificación irremediable.

Sin embargo, fuera de una postura pesimista, Diego José estima que la sociedad encontrará la forma de irse acomodando para superar la transición de esta época y parte de la solución está en aprender a vivir en una sociedad de medios que sea mucho mejor y más plural, aprovechando la capacidad de estos instrumentos para empujar el florecimiento de una mejor generación de seres humanos, a partir del conocimiento de sí mismo.

 

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario