Accidentes en hogar, la segunda causa de muerte infantil en México

Un estudio realizado por bebe2go.com dio a conocer que los accidentes son la segunda causa de muerte infantil en México entre niños de 0 a 4 años, siendo el hogar el sitio donde ocurren el mayor número de percances con el 60% de los casos registrados.

El estudio, también reveló que los accidentes más frecuentes entre niños de 0 a 4 años son: ahogamiento, broncoaspiraciones con objetos, traumatismos (caídas), quemaduras y electrocuciones, los cuales suman un aproximado de 1300 muertes al año.

Se estima que en el país son más de 25,000 los casos que se atienden por accidentes en centros hospitalarios de los cuales el 70% ocurre a pocos metros o en presencia de los padres o cuidadores; siendo los accidentes automovilísticos la principal causa de muerte en niños de 1 a 9 años con un promedio de 950 defunciones al año.

El ahogamiento, se colocó como la segunda causa de fallecimiento infantil con el 24.4 % de los casos registrados donde 1 de cada cuatro corresponden a niños menores de 4 años. Quemaduras e intoxicaciones representan el 13.3% y caídas accidentales el 7.4%.

Bebe2go.com obtuvo información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) donde de cada 100 niños que nacen, 2 mueren antes de cumplir un año por dificultades respiratorias, lo cual, en 2012 representaba un total de 28 mil 900 menores.

Según el Consejo Nacional de Población (CONAPO) Puebla, Tlaxcala, Guerrero, Chihuahua, Oaxaca, Chiapas son los estados que muestran mayor número de mortalidad infantil con 21 muerte por cada mil nacidos.

El estudio indica que durante el primer año de vida los accidentes infantiles más frecuentes son las caídas y las quemaduras. En esta etapa, se recomienda a los padres:

  • En el auto, el niño debe viajar en la parte trasera, en su silla,  jamás se debe sostener al bebé en brazos ya que por la fuerza del impacto los padres ni pueden sujetar a los pequeños.
  • Tener especial cuidado a la hora de cambiar al bebé o preparar la tina de baño, se deben tener todos los elementos a la mano y procurar no darle la espalda al niño.
  • Evitar colocar al pequeño en espacios altos o dejar las sillas o bambinetos en superficies elevadas o inestables.
  • No dejar objetos cortantes y punzantes al alcance de los pequeños.
  • No manipular líquidos calientes mientras se alza a un niño.
  • No exponerlos al sol por espacios prolongados.
  • Sujetar al bebé con firmeza y no permitir que niños pequeños los sujeten sin supervisión de un adulto.
  • Evitar colocar a los pequeños cerca de estufas, hornos o fogatas, así como colocar ollas calientes, sartenes o calentadores lejos de su alcance.
  • A la hora del baño se recomienda contar con un termómetro que ayude a regular la temperatura y con un kit de seguridad en la bañera.

Durante el segundo año, los accidentes infantiles suelen ocurrir como resultado del desarrollo psicomotriz del niño y de su necesidad por explorar y conocer el mundo.  En esta etapa, se recomienda a los padres.

  • Contar con kits de seguridad para puertas, ventanas, baños, enchufes y cisternas.
  • Tapar pozos y corregir desniveles.
  • Poner fuera del alcance del niño objetos pequeños, como monedas, juguetes desarmables, botones y artículos pequeños que puedan provocar asfixia
  • En la cocina, no debes dejar las asas de los utensilios de cocina al alcance del niño, siempre deben ir proyectadas a la parte interior de la estufa, de preferencia hay que mantenerlos alejados de dicha área.
  • Contar con un botiquín alto o cerrado con candado para que los niños no puedan acceder a él.
  • Los artículos de limpieza, solventes, repelentes y demás químicos peligrosos deben colocarse en estanterías cerradas y que no sean fáciles de escalar.
  • Observar el estado de las instalaciones eléctricas, cubrir los tomacorrientes e instalar kits de seguridad que eviten que los pequeños puedan introducir objetos en los enchufes.
  • Evitar que los niños jueguen en la calles, debes enseñar a los pequeños desde temprana edad los riesgos que implica atravesar la calle sin supervisión.
  • Cierra puertas y ventanas con seguros que les impidan abrirlos con facilidad.
  • No permitas que salten de los muebles.
  • Evita tener artículos pesados sobre las mesas.
  • Enséñales desde pequeños las cosas con las que pueden jugar y las cosas que están prohibidas tocar.
  • Coloca barandales y puertas de seguridad en escaleras.

Prevención de ahogamiento

Se debe tener especial cuidado en niños de 2 a 5 años, nunca debes dejarlos solos ni por un segundo si se encuentran en una tina o en una alberca (así sepan nadar).

  • No dejes que los chicos corran a las orillas de las albercas.
  • Si salen de vacaciones, debe evitarse que los niños salten a las albercas o intenten clavados en piscinas de baja altura.
  • No permitir que naden en espacios profundos aunque tengan flotadores, si son muy pequeños no confíes en los juguetes inflables ya que pueden girarse o desinflarse.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario