Todos los niños son luchadores natos hasta que se les sobreprotege

Observe a un bebé dando sus primeros pasos. Es sobrecogedor ver el esfuerzo que destina a abrirse camino hacia su “precoz independencia”. Y es que, a pesar de los intentos fallidos, la frustración e incluso el dolor, no hay absolutamente nada que le disuada de caminar.

luchadores 1

Seguramente todos, alguna vez, hemos dicho: “Cuando uno se cae, debe levantarse.” Esta frase célebre es un conocimiento que interiorizamos desde muy pequeños y que, sin embargo, acabamos olvidando. Pero, ¿por qué?

La capacidad del esfuerzo en los niños es innata porque todo lo que hacen les cuesta mucho trabajo. Todos los retos a los que se enfrentan son difíciles, pero salen victoriosos de todos ellos. Es su manera de entender los desafíos.

Es normal y legítimo querer proteger y evitar dolor a nuestros hijos. Pero no hay que perder de vista que un pequeño es una obra en continua evolución, que no queda completada hasta que es capaz de valerse por sí mismo y, para ello, es necesario que adquiera muchas competencias y actitudes, entre ellas, el esfuerzo. Por lo tanto, eduquemos a los niños en la cultura del esfuerzo desde la cuna. Nunca es demasiado pronto para alentar y ayudar a nuestros hijos a “luchar”. Tenemos el gran privilegio de acompañarles en su desarrollo, pero también la responsabilidad de fomentar su autonomía.

luchadores 2

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario