16 febrero, 2017

Nissan conversa con Bill Russo, experto en la industria automotriz

Nissan conversó con Bill Russo para conocer su opinión acerca del impacto de la conducción autónoma y los vehículos inteligentes.

nissan 2

En el escenario automotriz hay muy pocos observadores que hayan tenido una posición más estratégica que la de Bill. Él cuenta con más de 30 años de experiencia en la industria – la mitad de ellos como un ejecutivo automotriz con experiencia en China y Asia – y actualmente dirige la práctica automotriz para Gao Feng Greater China, colaborando como el representante senior de la compañía en Shanghai.

Te invitamos a leer a continuación esta interesante entrevista:

Nissan: ¿Cómo cambiará la experiencia de conducción en la Era Autónoma?

Bill: Hay un potencial para redefinir completamente a lo que nos referimos con el término “transportación”, tanto en lo relativo a confort como a conveniencia. Con la llegada de la conducción autónoma, estamos hablando de una transición de un dispositivo en el cual nos teníamos que enfocar verdaderamente en el camino (porque nosotros éramos el cerebro del vehículo), a uno donde nos podemos enfocar en otras cosas. Este es un tiempo que se nos está devolviendo y que nos permitirá hacer otras cosas, ya que no tendremos que monitorear todo lo que sucede con el vehículo per se.

Nissan: Recordando cómo reaccionó el público con otros cambios tecnológicos importantes en el transporte, tales como los trenes o la aviación comercial: ¿hasta qué punto estos cambios están impulsados por el factor de la conveniencia del usuario?

Bill: Cuando revisas la historia, las invenciones más grandes del ser humano – la rueda, la bicicleta, el barco de vapor, el tren y el avión – existen para darnos la habilidad de viajar distancias cada vez más grandes. Con el tiempo, cada nueva invención añadió más conveniencia y nuevas características para hacer la experiencia de movilidad más disfrutable y sencilla. Cada una de estas soluciones se volvió más accesible y comercializable porque ofrecía a los usuarios un beneficio en comparación con cualquier otro medio de transporte que los usuarios hubieran preferido hasta ese momento, y por el cual estaban dispuestos a pagar.

nissan 1

Nissan: ¿Qué tan importante fue el ritmo del progreso tecnológico?

Bill: No se trata de crear una tecnología sólo por el beneficio de tenerla, sino de otorgar a las personas una forma más confortable y conveniente de recorrer las distancias por las que tenemos que transitar cada día. Las nuevas tecnologías deben ofrecer un beneficio tangible para que las personas estén dispuestas a pagar y usar el nuevo medio de transporte. Por ejemplo, los trenes reducen la cantidad de tiempo que se requería para atravesar un país de meses a tan sólo unos días. El avión comercial reduce este mismo tiempo a tan sólo unas horas, y podemos darle la vuelta al mundo a bordo de un jet en un poco más de un día. En términos históricos, no hace mucho tiempo ese mismo viaje tomaría años a las personas a bordo de un barco, y probablemente ni siquiera hubieran vivido para contar la historia.

Nissan: ¿Dónde colocamos a los vehículos en esta narración histórica?

Bill: El vehículo se convirtió en un medio primario, con el cual la persona promedio cubre sus necesidades diarias de movilidad. Hemos diseñado las ciudades y las redes de transporte básicamente para la transportación vehicular. En el siglo XXI estamos viendo – particularmente en los mercados emergentes de Asia – un fenómeno en donde actualmente hay centros urbanos densamente poblados. Ese contexto urbanizado no está realmente bien adaptado para el vehículo que conocemos hoy en día. Los vehículos de la actualidad están diseñados realmente para la transportación en carretera. En un mundo cada vez más urbanizado, vamos a experimentar la nueva evolución de conveniencia y movilidad, y yo creo que esta será una solución de movilidad autónoma.

Nissan: ¿Habrá variaciones en las percepciones de conducción autónoma de acuerdo con el país debido a las condiciones locales?

Bill: Por supuesto. Para empezar, el confort y la conveniencia representan soluciones a “puntos problemáticos”, y el grado con el cual la gente experimenta éstos varía mucho dependiendo del lugar donde viva. Las problemáticas de movilidad son mucho mayores en ciudades densamente pobladas como Nueva York, París o Delhi, y prácticamente todas las ciudades importantes de China. Una ciudad como Beijing experimenta embotellamientos varias veces al día; y la experiencia de conducir en este país altamente urbanizado puede ser terrorífica. Puede tomarte una hora recorrer menos de 16 kilómetros a bordo de un vehículo, por lo que manejar y estar detrás del volante no causa ninguna alegría.

Esto es muy diferente a la experiencia de conducción que te proporciona salir a una carretera. Algunas soluciones comunes que darán respuesta a los puntos problemáticos de la movilidad en muchos lugares serán nuevas formas de movilidad autónoma y eléctrica, por ejemplo, la llegada de movilidad disponible al momento, en la que un usuario pagará sólo por el tiempo que pasa en el vehículo, en vez de ser su propietario absoluto y lo utilice de vez en cuando.

Nissan: ¿Qué representa tener vehículos autónomos en el camino que están diseñados desde una perspectiva centrada en el usuario, en vez de tener la mentalidad actual centrada en el conductor?

Bill: Con los vehículos autónomos tendremos la posibilidad de transformar el tiempo de nuestro viaje en algo productivo, especialmente cuando nos trasladamos largas distancias. Aquí es donde tenemos el potencial de participar en el ecosistema digital, ya que les ofrecemos a los usuarios de vehículos autónomos acceso a servicios y contenido que pueden consumir mientras se trasladan. Los servicios de conveniencia podrían incluir contenido de info-entretenimiento, ver las noticias, revisar y contestar e-mails y hacer llamadas en conferencia. De esta forma, el vehículo se transforma en un espacio conectado rodante que nos traslada a los lugares donde vivimos, trabajamos y jugamos.

Nissan: Ya que la tecnología quita de nuestro camino lo fastidioso de las tareas mundanas que asociamos con la conducción, ¿cómo transforma eso la forma en la que nos relacionamos con los vehículos?

Bill: Los vehículos tendrán la inteligencia para diagnosticar las situaciones en las que se encuentran y tomar decisiones más complejas de las que hacemos los seres humanos hoy en día. Eso no solamente reduce los puntos problemáticos del manejo: también hará la experiencia más conveniente, segura y disfrutable para los ocupantes.

Con la conducción autónoma, estamos llegando a un punto en el que podemos definir un nuevo paradigma, el cual pone una nueva perspectiva en la forma en la que el pasajero conduce y usa su tiempo de transportación. Por ejemplo, observar lo que sucede fuera del vehículo pasa a ser de un requerimiento a una elección. Ya no tienes que hacerlo forzosamente, pero puedes hacerlo si eso es lo que deseas. Sin embargo, ya no tienes que preocuparte con lo que ves afuera. Es como ser el pasajero de un avión: puedes mirar afuera de la ventanilla, pero ¿realmente lo tienes que hacer?

Piensa en el espacio de la cabina que se destina hoy en día en los vehículos con el propósito de darles a los conductores información que necesitan para tomar decisiones. Puedes darle un nuevo sentido a todo ello, transformando la perspectiva de un conductor-pasajero a la de un usuario conectado. Podrías otorgar un espacio en una pantalla que les permitiera a los usuarios un uso más productivo de la información, el cual les podría servir para organizar su día. Aunque el propósito del vehículo no ha cambiado, pues sigue siendo un sistema de transportación, este nuevo concepto de cómo ofrecer un vehículo autónomo orientado a la conveniencia de los ocupantes es diferente.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx