NESTLÉ: Congeladores eco-amigables

lig

Los congeladores son tan comunes hoy en día en nuestros hogares, los supermercados y las fábricas, que pocos de nosotros nos detenemos a pensar en ellos.

Sin embargo, algunas sustancias refrigerantes pueden contribuir al cambio climático cuando se liberan al medio ambiente, y al estar estos aparatos presentes en todos lados, pueden producir un gran impacto.

Los primeros refrigeradores para uso doméstico se inventaron hace un poco más de un siglo, sin embargo, fueron utilizados en los negocios cerca de 40 años antes de que se hicieran comunes en el hogar.

Más fresco, más tiempo

Un congelador es básicamente una caja aislada térmicamente que utiliza una bomba para transferir calor desde el interior al exterior, asegurando que la parte interna se mantiene a una temperatura constante, mucho más baja que el aire externo.

Los alimentos almacenados en un congelador se mantienen frescos mucho más tiempo que cuando se refrigeran.

El mecanismo congelador contiene un refrigerante que, durante el ciclo de refrigeración, cambia de un líquido a un gas y viceversa. El problema es que los diferentes refrigerantes tienen varios costos y beneficios.

Los refrigerantes que contienen Flúor se hicieron comunes en la segunda mitad del siglo pasado. No obstante que estos productos químicos no son tóxicos para los humanos, surgieron pruebas que demostraron que éstos ocasionaban una merma en la capa de ozono, contribuyendo también al cambio climático. Por ello, se está eliminando.

En lugar de aquellos refrigerantes, los fabricantes están recurriendo de nuevo a algunas sustancias de origen natural, utilizadas en productos de línea blanca hasta la década de los 30, cuando las nuevas alternativas sintéticas salieron al mercado.

Estos refrigerantes naturales incluyen dióxido de carbono, amoníaco, agua y aire, así como hidrocarburos como el propano y el isobutano, que no dañan la capa de ozono y no tienen impacto sobre el cambio climático o lo tienen en una medida insignificante.

Los avances tecnológicos hacen que estos refrigerantes naturales puedan utilizarse con seguridad en los congeladores modernos, los cuales utilizan alrededor de la mitad de energía que los que eran más comunes hace 10 años.

Mantener los alimentos seguros

Los congeladores que se ubican en los comercios tienen que hacer frente a un gran número de aperturas y cierres, cuando las personas toman productos del interior. Además, con frecuencia se mueven a diferentes espacios dentro del comercio, por ejemplo durante los meses de calor. Por ello, generalmente requieren de un mecanismo de refrigeración más grande que los domésticos.

A partir de enero de 2015, todos los congeladores para almacenar helados que compre Nestlé, utilizarán refrigerantes naturales en lugar de los sintéticos.

Estos nuevos congeladores representan el 70% del gasto total de Nestlé y además de ayudar a reducir la huella de carbono de la empresa, estos aparatos son mucho más eficientes para los clientes.

Con el uso de esta eco-tecnología Nestlé planea que en los próximos años, todos los congeladores que utiliza sean amigables con el medio ambiente.

Compromiso Global

“Desde 2013, Nestlé se comprometió en Europa a comprar sólo los nuevos congeladores de helados con refrigerantes naturales” comentó Pascal Greverath, Director de Sustentabilidad Ambiental de Nestlé.

“Ahora, nuestro compromiso es a nivel global. Esta es la segunda etapa de un proceso más amplio de convertir toda nuestra flota de congeladores a tecnología eco-amigable, utilizando refrigerantes naturales”. Puntualizó Greverath.

“Estas acciones contribuyen a garantizar que los productos de Nestlé, además de tener un mejor sabor y ser más saludables, son más sustentables a lo largo de toda la cadena de valor.” Finalizó el ejecutivo.

La compañía ha invertido 250 millones de francos suizos para implementar alternativas naturales en el 93% de sus sistemas de refrigeración industrial.

Eliminación Gradual

Nestlé tiene el compromiso de ofrecer un mayor liderazgo en lo que al cambio climático se refiere.

Este compromiso incluye la eliminación progresiva del empleo de refrigerantes con alto potencial de generación de calentamiento global, como los hidrofluorocarbonos (HFC).

Así mismo, Nestlé está implementando el Foro de Resolución de Bienes de Consumo (CGF por sus singlas en inglés) en Refrigeración, el cual tiene por objetivo impulsar la adopción de medidas para la eliminación gradual de algunos refrigerantes HFC a partir de 2015.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario