Kmimos un nuevo modelo de negocio en compañía de los que más quieres

Kmimos es una nueva opción, conveniente y rápida para que cualquier dueño de mascotas pueda conseguir un lugar seguro con cuidadores certificados, los cuales abren las puertas de sus propias casas para asegurarse que duerman libres de encierros y jaulas.

Además de ser un excelente servicio para el cuidado de tu mascota,  permite crear un negocio propio, desde casa y sin mayor inversión.

Kmimos invita a todos a ser parte del equipo de la red de cuidadores, los cuales ofrecen cuidado personalizado en sus propios hogares para cuidar a tu perrito como si fuera parte de su familia. Todos los cuidadores han completado un proceso de certificación, el cual consta de pruebas psicométricas, conocimientos veterinarios y visitas a sus hogares. De acuerdo a la estadística actual, solo el 20% de los candidatos que aplican para ser cuidador, aprueban el proceso.

El modelo de negocio se basa en la filosofía “economía compartida”, lo que conlleva a un beneficio económico para la sociedad ya que los cuidadores asociados tendrán ahora la opción de generar ingresos extras haciendo algo que aman. Dependiendo de la época del año y los servicios que ofrezcan los cuidadores certificados pueden generar hasta $20,000 pesos al mes.

Kmimos no solo ofrece la solución para los dueños de los perritos, también genera beneficios económicos para los más de 350 cuidadores asociados en la CDMX y zona conurbada, Guadalajara, Puebla y Monterrey.

En sus primeros 14 meses de operación se han reservado más de 7,200 noches para mascotas y más de 1,300 perros se han quedado en casa de la red de cuidadores certificados. Quedado así todos los clientes sumamente satisfechos con el servicio.

Si te interesa una entrevista con los CEO de Kmimos, Roberto Barush o Rob Cuevas, con gusto la coordinamos

Estamos a tus órdenes!

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario