Cuida a tu bebé con Nûby

La salida de los primeros dientes del bebé, llamada etapa de dentición, puede ser una época muy frustrante tanto para los pequeñitos ya que para algunos puede ser un proceso muy doloroso y los padres en muchas ocasiones pueden desesperarse al no saber cómo reaccionar ante esta situación.

Algunos de los síntomas que pueden tener los bebés es el aumento de salivación, inflamación y dolor en las encías, irritabilidad, incomodidad, ganas de morder, no querer comer y problemas para dormir.  Muchos niños no presentan molestias, en cambio otros pueden experimentar breves períodos de irritabilidad, algunos más se mostrarán molestos durante varias semanas, con episodios de llanto y patrones de sueño y de alimentación irregulares.Imagen2

Puede comenzar a partir de los 3 meses y continuar hasta que el niño cumpla los tres años. La mayoría de este tiempo los pequeños necesitan cariño y comprensión por parte de los padres. Se recomienda limpiar regularmente la carita del bebé del exceso de saliva para evitar que le irrite la piel, además de darle algo que pueda morder, de buen tamaño para que no se ahogue y que tampoco pueda romperse.

Una buena opción son, las mordederas refrigerables, de agua refrigerables y de gel pürICE de Nûby, que son prácticas y seguras. Éstas pueden meterse al refrigerador o al congelador, se pondrá dura y fría sin congelarse; lo que ayudará a desinflamar y calmar la comezón que causa la aparición de los primeros dientes al masajear sus encías. Además cuentan con múltiples relieves que calmarán las molestias y con diferentes figuras y colores llamativos para los pequeños, son una gran ayuda para la dentición.

También se recomienda masajear las encías, frotándolas con suavidad pero con firmeza; pues la presión exterior le aporta un agradable equilibrio a la presión que siente de los dientes que empujan por salir desde dentro. El Nûbydent está diseñado además para ayudar a masajear las encías, para comenzar a inculcar la importancia de la higiene bucal del bebé, es un masajeador fabricado en silicón suave para proteger las delicadas encías de los pequeños.

Entre los 4 y 7 meses de edad es posible notar que los primeros dientes quieren comenzar a abrirse paso a través de las encías, siendo regularmente los primeros dientes en aparecer los frontales inferiores, después de 4 u 8 semanas, los cuatro dientes frontales superiores (incisivos, frontales y laterales superiores).1061-5503-nino

Un mes después aproximadamente aparecen los incisivos laterales inferiores (los dientes a los costados de los dientes frontales inferiores) y a continuación los dientes que salen son los primeros molares y finalmente los colmillos. La mayoría de los pequeños tienen sus 20 dientes de leche al cumplir su tercer año.

“Es muy  común que durante esta etapa los bebés presenten fiebre y diarrea, que no se relaciona directamente con el proceso de dentición, por lo que se recomienda a los padres acudir con el pediatra y no recurrir a la automedicación”, menciona el especialista. “Es recomendable el uso de mordederas frías que ayuden a tranquilizar a los bebés”, afirmó.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario