Empresas que no llegan a sus metas en los primeros 5 años están destinadas a la quiebra

La incorporación de la Planeación Estratégica a la gestión del negocio es un factor clave del éxito empresarial, según  la consultora mexicana Gestión de Resultados e Infraestructura de Procesos, GRIP, especializada en el desarrollo de estrategias de Inteligencia de Negocios. Para GRIP, el establecimiento y aplicación de estrategias asociadas a un estricto proceso de planeación, GRP Planeacionorientado a determinados objetivos de desempeño y resultados de negocio, es un elemento fundamental en el éxito de las empresas en el actual escenario económico.

“Uno de los mayores retos que enfrentan las empresas –comenta Jorge Uriega Cuesta, Socio Director de GRIP- es llegar a sus metas de resultados al final de sus años fiscales en el transcurso de sus primeros cinco años de existencia. Es muy frecuente que nuevas compañías se declaren en quiebra antes de este período, porque sus resultados no han alcanzado las expectativas o no han alcanzado un punto de equilibrio, de manera que llegan con pérdidas al final de los primeros dos años”.

Para evitar llegar a esta situación,  según Uriega Cuesta, “es indispensable desarrollar un plan estratégico que permita tener objetivos claros de desempeño que la empresa pueda seguir de una manera organizada y efectiva para alcanzar sus resultados.” El primer paso es establecer una metodología estratégica que permita a la compañía tener un modelo de negocio sólido: “Cuando hay un modelo adecuado de Planeación Estratégica -indica el ejecutivo- , la compañía tiene un propósito básico muy claro sobre el alcance que puede llegar a tener a nivel de negocio”.

El Socio Director de GRIP subrayó que “para lograr lo anterior es indispensable llevar cabo un diagnóstico concienzudo sobre su estructura y su situación en el mercado. A partir de este análisis, la compañía puede definir objetivos claros de acuerdo a sus capacidades  y limitaciones, para establecer la estrategia a seguir”.

Uriega Cuesta añadió que “el siguiente paso es la definición y aplicación de un modelo de negocio a la medida del tamaño y alcance de la compañía para después hacer continuos análisis de consistencia y establecer métricas de desempeño que permitan a la compañía saber si los resultados y objetivos planteados han sido alcanzados en el tiempo deseado o si es necesario hacer algún ajuste en todo el proceso de la cadena de suministro”.

La oferta de valor de GRIP consiste en proporcionar a las empresas las herramientas de análisis y ejecución necesarias para poder empresaestablecer modelos de negocio integrales que tengan un plan estratégico a la medida de sus necesidades de crecimiento y desarrollo: “Nuestra misión como consultores de alto nivel, es ayudar a las empresas a lograr alcanzar sus metas para que al final de cada uno de sus ciclos de negocios tengan la rentabilidad esperada de cada uno de sus proyectos y puedan seguir compitiendo en el mercado con rumbo al éxito de manera contundente”, finalizó Uriega Cuesta.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario