3 diciembre, 2014

Bayer refuerza su apuesta por la investigación y el desarrollo como empresa de biociencias

En el futuro, el Grupo Bayer apostará aún más por las innovaciones en sus negocios de biociencias, Bayer HealthCare y Bayer CropScience. “Esperamos que en los próximos años siga incrementándose el porcentaje de la facturación invertido en investigación y desarrollo”, afirmó el Dr. Marijn Dekkers, presidente del Consejo de Dirección, ante los aproximadamente 140 periodistas que asistieron a Leverkusen, Alemania, al foro de prensa “Perspectiva de innovación 2014 en Bayer”.Inno_PK_01

 

En el año en curso, el presupuesto de investigación y desarrollo en los negocios de biociencias asciende a 3,200 millones de euros, de los que aproximadamente el 70% corresponde al negocio de salud (Bayer HealthCare) y el 30% al negocio agrícola (Bayer CropScience). Dekkers aseguró que, como empresa biocientífica de nivel mundial, Bayer seguirá apostando por mercados atractivos con elevadas tasas de crecimiento, por lo que sus perspectivas de futuro son muy positivas.

 

En total, Bayer cuenta con más de 13,000 empleados en las áreas de investigación y desarrollo, 61% de ellos en Bayer HealthCare y 39% en Bayer CropScience. Dekkers explicó que Bayer ha logrado grandes avances en ambos negocios. Así, en el área farmacéutica, la empresa ha culminado con éxito 25 estudios clínicos de Fase III desde 2010, mientras que Bayer CropScience lanzó al mercado 30 nuevos principios activos entre 2000 y 2013. Tan solo el pasado año, Bayer registró casi 500 patentes en el terreno de las biociencias.

 

Dekkers destacó que el desarrollo de nuevos productos resulta decisivo para el éxito en los negocios de biociencias. Pero igual de importante es la capacidad de comercializar esos productos y ganar cuota de mercado. Aseguró que, en el negocio farmacéutico, Bayer es una de las empresas internacionales que más rápido está creciendo, con posiciones destacadas en indicaciones clave. En el segmento de los medicamentos de venta libre, la compañía se sitúa en el segundo puesto mundial, y también tiene una fuerte presencia en el sector agrícola.

 

“Somos una de las empresas de protección de cultivos de mayor crecimiento”, apuntó Dekkers. Bayer CropScience ocupa el segundo puesto del mundo en el sector fitosanitario y el negocio de semillas, que se pretende seguir reforzando en el futuro, se sitúa actualmente en el séptimo lugar.

 

“Los modelos de negocio de Bayer HealthCare y Bayer CropScience presentan muchos puntos en común”, subrayó Dekkers. Entre ellos figuran una investigación excelente, un desarrollo potente y un marketing innovador. El presidente del Consejo de Dirección aseguró que Bayer marca tendencias en las áreas basadas en la investigación: “Nuestros procesos comienzan en el laboratorio y terminan redundando en beneficio del cliente. Con nuestros productos, los médicos pueden ayudar a los pacientes, los agricultores pueden proporcionar alimentos a la población y los veterinarios pueden tratar a los animales. Todo ello se ajusta perfectamente a nuestra misión corporativa: ‘Science For A Better Life’”.

 

Bayer HealthCare ofrece nuevas posibilidades terapéuticasInno_PK_04

Dekkers puso como ejemplo varios productos destacados de la división Farma. Así, se estima que el anticoagulante Xarelto™ puede evitar dos de cada tres accidentes cerebrovasculares que sufrirían los pacientes si no se les administrase ningún anticoagulante.

 

“Esto no solo tiene consecuencias para la vida de los pacientes, sino también para la de sus familiares”, señaló Dekkers. También se refirió a otras nuevas terapias que son posibles gracias a productos de Bayer como Eylea™ (Wetlia en México), para mejorar las deficiencias visuales derivadas de ciertas enfermedades oculares; Stivarga™ y Xofigo™, para inhibir el crecimiento de determinados tumores cancerosos; o Adempas™, para aumentar la calidad de vida de los pacientes con ciertas enfermedades pulmonares. Los cinco productos citados tienen un potencial máximo de facturación anual de al menos 7,500 millones de euros.

 

“El éxito de nuestros últimos lanzamientos de producto ha generado un crecimiento dinámico en Bayer”, recalcó Dekkers. Y explicó que, además, la línea de desarrollo farmacéutica está muy bien nutrida en este momento con 57 proyectos, de los que 20 están en la Fase I de estudios clínicos, 19 en la Fase II y 18 en la Fase III. Entre estos proyectos se encuentran cinco nuevas sustancias candidatas prometedoras en las que previsiblemente pueda tomarse ya en 2015 la decisión sobre su paso a la Fase III. Tres de ellas corresponden a las áreas terapéuticas de cardiología y hematología, y mejorarían las opciones de tratamiento de la anemia renal y de ciertas enfermedades cardiacas.

 

Por su parte, una sustancia del ámbito oncológico muestra datos de eficacia prometedores en pacientes con linfoma no hodgkiniano. Finalmente, en el área ginecológica Bayer confía en lograr una nueva opción terapéutica para los miomas uterinos sintomáticos. “Todas estas sustancias candidatas tienen algo en común: se han desarrollado a partir de nuevas moléculas con un perfil de eficacia novedoso”, explicó el máximo responsable del grupo Bayer.

 

Recientemente ha pasado a la Fase III un principio activo para el tratamiento del cáncer de próstata: Bayer ha firmado un acuerdo con la compañía farmacéutica Orion Corporation situada en Espoo, Finlandia, para desarrollar y comercializar en todo el mundo el fármaco ODM-201, un novedoso modulador del receptor de andrógenos que se administra en forma de comprimido y se encuentra actualmente en desarrollo.

 

Desde septiembre de 2014 está siendo objeto de un estudio de Fase III en varones con carcinoma de próstata de alto riesgo resistente a la castración y no metastásico, que experimentan un rápido aumento de los valores del antígeno prostatoespecífico (PSA), pero aún no presentan metástasis detectables.

 

Bayer también está registrando avances satisfactorios en sus productos en desarrollo contra la hemofilia basados en el factor VIII recombinante (FVIIr). La empresa prevé invertir más de 500 millones de euros en nuevas capacidades de producción para esos medicamentos en sus sedes alemanas de Wuppertal y Leverkusen, Alemania. En el caso del nuevo fármaco BAY 81-8973 está previsto solicitar la autorización antes de que acabe 2014. Además, el FVIIIr de efecto prolongado BAY 94-9027 se encuentra actualmente en la Fase III de estudios clínicos.

En el ámbito de los medicamentos de venta libre, recientemente reforzado con las adquisiciones del negocio de productos sin receta de Merck & Co., Inc. (EE. UU.) y de la empresa china Dihon Pharmaceuticals, Bayer aspira a una posición de liderazgo. Dekkers afirmó que este segmento viene creciendo por encima de la media del mercado desde hace años y que la estrategia de marca a largo plazo de Bayer está teniendo un gran éxito. Como objetivo para los dos próximos años señaló la comercialización de innovaciones, la expansión del negocio en los mercados de mayor crecimiento y el aprovechamiento pleno de las sinergias potenciales derivadas de las adquisiciones.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx