Gracias a las Células Madre recuperación de sensibilidad y movilidad en pacientes con ELA

Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), es una enfermedad que afecta las neuronas del cerebro y la médula espinal, causando debilidad y atrofia progresiva en los músculos que controlan la respiración, los brazos, piernas y garganta, en etapas finales los pacientes pueden quedar totalmente paralizados.  Está enfermedad también es conocida como la enfermedad de Lou Gehrig, en honor al Jugador de Baseball de los New York Yankess, quien fue diagnosticado con la enfermedad en 1939 y murió de ella en 1941 a la edad de 37 años de edad.

ELA es padecida por 5 de cada 100,000 personas en el mundo, es una enfermedad progresiva, incapacitante y finalmente mortal. Es más frecuente en el género masculino, a razón de 1.5:1 con respecto a las mujeres. Sin embargo, en mayores de 70 años se presenta con igual frecuencia en ambos géneros .

interna

La causa principal de ELA es un defecto genético, sus sintomas son muy variados, suelen empezar con una sensación de fatiga, contracciones musculares, calambres y torpeza en alguna extremidad. Otras veces puede afectar el habla, o producir tensión y rigidez de las extremidades. Las manos y pies son las partes del cuerpo que se afectan de manera temprana por la debilidad muscular, muy pronto aparecen dificultades para caminar y en otras actividades cotidianas, como bañarse o vestirse. La debilidad y parálisis puede extenderse a músculos del cuello y tronco, produciendo problemas al respirar, tragar y masticar por lo que también hay pérdida de peso. Otras veces puede haber risas y llantos inapropiados, que son parte de la enfermedad y no se deben a una alteración mental. ELA sólo ataca las neuronas motoras; la vista, oído, olfato, gusto, tacto, los esfínteres, el recto, el corazón, intestino y libido no se ven afectados. Se estima que más del 50% de las motoneuronas se pierden antes de que los síntomas sean evidentes.

Los efectos del que padece ELA son demoledores, la persona se enfrenta a graves situaciones físicas, psicológicas y familiares; imaginense su dia: al despertar se les da un desayuno con medicación, luego una ducha rápida porque sienten dolor con el contacto del agua. Posteriormente toman un vaso de leche especial, y de nuevo agua. En la cama deben estar con las piernas y brazos estirados, y la cabeza siempre en posición que les permita respirar y tragar saliva. Moverlos cada media hora y seguirles administrando líquidos, comida y medicina. ELA no afecta su mente, así que las personas saben lo que les está pasando, son conscientes de cómo avanza la enfermedad y, por lo mismo, también se deprimen mucho.

Para alguien que ha sido autosuficiente, es muy duro verse postrado en una silla de ruedas o en cama, con situación de dependencia total las 24 horas; muchos enfrentan sentimiento de vergüenza, miedo a perder su identidad y dignidad, se  sienten rechazados, se frustan al no poderse comunicar; todo esto desencadena que el autoestima decaiga, además de que la economía familiar se ve afectada.

Hoy en día existe una alternativa que da esperanza para esta enfermedad: el tratamiento con Células Madre Dentales, una estrategia terapéutica que busca mejorar la condición del paciente mediante la regeneración de las neuronas dañadas y muertas que permiten la reducción de los síntomas del paciente y el retraso en la progresión de la enfermedad. Ciertamente es algo sorprendente, con la aplicación de Células Madre extraídas de los dientes, se ayuda a recuperar la sensibilidad y el movimiento. El grado de mejora después del tratamiento con Células Madre pueden variar de un paciente a otro.

Desde el 2007 se realizan tratamientos con Células Madre Mesenquimales para ELA, en países como Reino Unido, Estados Unidos, Irán, Rusia, Israel y Libano. Actualmente, en instituciones privadas de México, se han presentado 6 casos de tratamiento con Células Madre Mesenquimales, como las que se encuentran en los dientes, la terapia consiste en 6 aplicaciones de un concentrado de Células Madre, una por semana, las cuales se aplican en la vena sin necesidad de hospitalizarse, posteriormente se realiza 1 aplicación por medio de un tubo delgado y blando (catéter) directamente al espacio intratecal (el lugar donde fluye el líquido que se encuentra alrededor de la médula espinal), en un quirófano, procedimiento ambulatorio. El paciente solo debe tener reposo 3 dias posteriores a la aplicación intratecal.

Los resultados han sido asombrosos, los pacientes fueron recuperando la sensibilidad, aumentaron la fuerza muscular, tuvieron mayor agilidad a corto plazo, y a largo plazo se frenó el progreso de la enfermedad. Las Células Madre Dentales tienen la capacidad de viajar por todo el organismo a través de la sangre y alojarse en los sitios donde hay lesión o inflamación, logrando hacer efecto en diversas partes del cuerpo, por ello, esta alternativa es ideal para este tipo de enfermedad que provoca síntomas y daños en diferentes zonas y sistemas del organismo.

La crio preservación nos permite detener la edad biológica de las Células Madre durante décadas, evitando su envejecimiento, lo cual es vital en el proceso de regeneración para el futuro. Cabe destacar, que el preservar los dientes de leche, puede ayudar a tratar la Esclerosis Lateral Amiotrófica de familiares cercanos, como papás, abuelos o hermanos, ofreciendo de esta manera un seguro biológico no solo para los pequeños, sino también para sus familiares directos.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario