Ante los fenómenos de niebla y neblina incrementar cuidados al conducir

Ante los fenómenos de niebla y neblina que se presentan en esta temporada de frío en el país, es preciso conocer cuáles son los riesgos que generan estas manifestaciones.

Cesvi México (Centro de Experimentación y Seguridad Vial) explica qué son la niebla y la neblina y sugiere que hay que tomar precauciones, en especial en carretera, con estos fenómenos naturales que suelen provocar accidentes vehiculares como alcances y despistes.

1

Cesvi explica que la neblina consiste en la suspensión de muy pequeñas gotas de agua en la atmosfera que suelen reducir la visibilidad horizontal a una distancia de un kilómetro o más, por lo que en ocasiones en difícil de prever el tránsito más adelante.

Debido a que es un fenómeno que se presenta en forma de nubes muy bajas, es necesario tomar en cuenta las siguientes sugerencias en la conducción:

  1. Reducir la velocidad, ya que la visibilidad se reduce en sectores con neblina, lo mismo sucede con el campo de visión al momento de manejar.
  2. Mejorar la visualización del automóvil para que otros conductores lo vean. Para hacerlo, es necesario permanecer con las luces encendidas y de ser posible utilice las intermitentes.
  3. No utilizar las luces altas, ya que al utilizarlas, se generará un reflejo que le afectará a usted mismo en su conducción.
  4. Mantener el parabrisas limpio permanentemente, para conservar el mejor nivel de visibilidad que se pueda conseguir en momentos de neblina.
  5. Evita rebasar a otros vehículos.

2

Por otra parte, la niebla –aclara Cesvi- se refiere a la suspensión de gotas pequeñas de agua que producen una visibilidad de menos de 1 kilómetro y también es un fenómeno meteorológico que consiste en nubes bajas, cerca o a nivel del suelo formadas por partículas de agua de pequeño volumen en suspensión

Así que la única diferencia entre niebla y neblina es la intensidad de las partículas, que se expresa en términos de visibilidad: si el fenómeno da una visión de 1 km o menos, es considerado como niebla; y si permite ver a más de 1 km, el fenómeno es considerado como neblina.

Visto a la distancia, la neblina toma más la tonalidad del aire (grisáceo o azulado), mientras que la niebla es más blanquecina.

La neblina como la bruma hace visibles los rayos solares, por el contrario, la niebla debido a su alta densidad de partículas no hace visibles los rayos solares, añade el organismo.

3

El centro especializado hace algunas recomendaciones para la conducción ante el fenómeno de la niebla:

  1. La niebla aparece a menudo por la mañana o la tarde, así que de ser posible evitar conducir en tal momento y tomar en cuenta donde se suele acumular en zonas costeras y zonas con alto índice de humedad.
  2. Aumenta la distancia entre los vehículos, aplique la regla de los 4 segundos.
  3. No acelerar para salir de la zona de niebla.
  4. Tener cuidado en todo momento, ya que el vaho y las gotas de agua puede acumularse en el parabrisas, es decir hay que ajustar el desempañado y la rapidez del limpiaparabrisas según sea necesario
  5. Usar los faros antiniebla, las cuales se montan generalmente debajo de las normales
  6. La visibilidad de frente disminuirá drásticamente, por lo cual hay que usar las luces bajas del vehículo si ésta no tiene los faros antiniebla.
  7. No hacer cambio de carril y mantenerse en el propio.
  8. Siempre estar atento en el camino ya que en ocasiones animales u objetos en la vía son difícil de percibir.
  9. En climas extremos la niebla se puede congelar al contacto con superficies frías, lo que puede generar hielo negro. Cobra mayor relevancia reducir la velocidad y estar atento al frente.
  10. Utilizar el borde derecho de la carretera como guía, lo que puede ayudar a evitar el tránsito del otro lado de la carretera

 

Acerca de 

Redactora web en Básico.Fm

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario