Las ventas a través de Internet crecieron 42% ¿estás listo para sacarle provecho?

Según cálculos del Instituto Latinoamericano de Comercio Electrónico (e-Instituto), el valor del comercio electrónico en América Latina llegó a los $100,000 millones de dólares en el 2014, donde México participó con el 14% para sumar alrededor de $14,000 millones de dólares, lo que representará un crecimiento de aproximadamente 42% respecto al 2013. ¿Están preparadas las empresas mexicanas para atender esta oportunidad de negocios? Esther Murow, CEO de Bempowering -consultoría y asesora en estrategias de negocios, considera que sí. “Todo depende de una buena estrategia”.

Explica que el ciclo de vida de las empresas consta de distintas etapas y cada una de ellas debe seguir una estrategia para asegurar la sustentabilidad, expansión y/o desarrollo del negocio. Así mismo deben seguir una metodología basada en un proceso formal y continuo para aprovechar las oportunidades que surgen en el mercado.

En el caso de Internet, Esther sugiere que “para llevar a una empresa a este nivel, se debe combinar, un modelo de negocio dinámico y una estrategia comercial enfocada en el cliente, sin dejar de lado la estabilidad, el control y la rentabilidad. Además se debe mejorar la competitividad y el funcionamiento de la estructura interna de la empresa con directores generales dedicados a la visión y no a la operación,  incorporando sistemas, procesos  y  profesionales calificados, sin descuidar a los empleados”.

De hecho, en un artículo publicado en The New York Times enfatizan que, “la dirección y el desarrollo de elementos clave a nivel interno es indispensable para el crecimiento de los nuevos negocios a nivel internacional”.

Para la directora de Bempowering el comercio electrónico es una oportunidad de negocios para todo tipo de empresas dispuestas a diversificar su estructura de comercialización ya que tan sólo en un estudio de Nielsen, destaca que del 40% las empresas que aumentaron sus ventas, 61.7% de su facturación corresponde a las ventas por Internet. Pero para sacarle  provecho hay que tomar en cuenta que muchas de las estrategias de expansión y diversificación están basadas en el apoyo de la tecnología, ya que la comercialización  por este canal permite traspasar fronteras y prescindir de locales o tiendas físicas.

Situación que obliga a los empresarios a replantear un modelo de negocio distinto  y con una oferta de valor diferenciada, así como la planeación de logística, distribución y estrategia de comunicación.

“Es indispensable tomar en cuenta que la expansión viral es una forma de desarrollo empresarial que se basa en intensificar el esfuerzo en la actividad actual del negocio por medio del uso de las redes e internet. Con este tipo de empoderamiento se puede crear una nueva penetración en el mercado basada en el tráfico de visitas por medio de técnicas que  sirven para diversos objetivos. Podemos desde atraer a nuevos clientes al identificar audiencias muy específicas en la estrategia de viralización, hasta prospectar oportunidades en lugares en donde podría funcionar el plan actual y planear sucursales o franquicias”, comenta Esther Murow, la especialista en empoderar empresas por medio de estrategias 360.

Para ello recomienda seguir una planeación basada en 3 puntos básicos:

  1. Definir cuál o cuáles de sus productos se quieren vender a través de Internet.
  2. A qué tipo de mercado quieren llegar.
  3. Especificar métodos de pago y distribución.

Esto evitará que la empresa se pierda en la web ya que se enfrentará a un universo que, por un lado puede dar proyección pero, si no se maneja de manera adecuada, puede dejar en mal a la compañía, e incluso provocar su desaparición.

“Al manejar correctamente una estrategia de expansión y comercialización a través de Internet, las empresas pueden hacer más eficiente los negocios dentro y fuera del país. El crecimiento incrementa la base de clientes y permite construir una reputación internacional, ya que hay más clientes potenciales en la red. Es una forma de globalizarse”, señala Esther Murow.

Según estudios de la consultoría en negocios Bempowering, toda estrategia puede expandirse hasta donde el negocio requiera y pueda, mientras los empresarios estén conscientes de los riesgos  que esto implica. Sí se sigue una estrategia de manera correcta se pueden llegar a diversificar las actividades de muchas compañías, un ejemplo claro es Amazon, conocida mundialmente por su plataforma de comercio electrónico que mantiene ingresos millonarios y oferta una búsqueda de nuevos negocios, “por lo que no es imposible imaginarla construyendo automóviles” finaliza Esther.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario