La SuperApp China: WeChat

Si al hablar de China nos vienen a la mente productos de mala calidad, mano de obra barata y manufactura, temo que no hemos puesto atención a la reciente evolución del país. Sería más acertado que habláramos de innovación, investigación y desarrollo, y el crecimiento del mercado digital. Como ejemplo, hablemos de la recientemente bautizada por el New York Times como la primer SuperApp: Wechat, la navaja suiza de las aplicaciones.

Imaginemos dos niños de la misma edad; el primero siempre ha tenido acceso a  cuantos juguetes ha querido, el segundo, ha trabajado desde chico y no ha tenido mucho tiempo para jugar. A los 8 años, a los dos se les da una caja de cartón, el primer niño toma la caja y la usa para guardar sus juguetes. El segundo niño toma la caja, para entenderla mejor la desdobla y dobla de nuevo, agrega pequeños pedazos de cartón y la convierte en un castillo, una nave espacial, un avión, y todo lo que su mente pueda imaginar, dependiendo de lo que quiera jugar ese día.

En esta analogía, la caja representa las aplicaciones de mensajería instantánea, redes sociales y pagos online. Nosotros, como el primer niño, hemos estado cerrados a los usos convencionales que les asignamos. Pero así como el segundo niño, China fue capaz de desarrollar tecnología que se adaptara a sus necesidades agregando niveles de complejidad enfocadas religiosamente en la experiencia del usuario.

Debemos de entender que la historia reciente de China ha estado plagada de tragedias que comúnmente no serían consideradas catalizadoras de innovación. Tomemos solamente los últimos 100 años como ejemplo;

  • El fin de las dinastías en 1912 después de la Diáspora China (13millones de muertos).
  • El Kuomintang, la guerra civil, la guerra con Japón (20millones de muertos)
  • El “Gran Paso Adelante” (45 millones de muertos)
  • La Revolución Cultural
  • La matanza de Tiananmen en 1989.

Las prioridades del país eran diferentes y no estaban necesariamente enfocadas en la cultivación de comunicación efectiva.

No obstante, en los años noventa, la economía de China sacó 150 millones de campesinos de la pobreza con un crecimiento promedio sostenido del PIB de 11.2%. En los últimos 15 años, China se incorporó a la Organización Mundial de Comercio y puso en marcha reformas estructurales que llevarían al país a mudarse de una economía de manufactura para enfocarse en creación de tecnología, investigación y desarrollo, servicios financieros y el desarrollo de una economía digital.

Recientemente, en un intento de filtrar la información que reciben 1,357 millones de personas bajo un mismo gobierno, el acceso a las redes sociales que utilizamos en el resto del mundo fueron bloqueadas a través de lo que conocemos como ‘El Gran Firewall’ por ser consideradas difíciles de controlar por el mismo gobierno. Lo que provocó que jugadores locales ofrecieran soluciones a los retos de comunicación que enfrentaba el país.

Wechat nació como una multi-plataforma de mensajería instantánea desarrollada por Tencent en China –la empresa de Internet más valiosa en Asia por encima de Alibaba Group desde septiembre del 2015-. En la actualidad, tiene más de mil millones de cuentas creadas y 864 millones de usuarios activos. Pero si whatsapp nunca estuvo bloqueada en China, entonces ¿cómo Wechat creció tan rápido? Para conocer la respuesta debemos de entender cómo sigue doblando la caja y agregando pedazos de cartón para darle nuevas funciones.

PROBLEMA: Escribir caracteres en chino es complicado y laborioso para los usuarios.

SOLUCIÓN: Introducción de chat a través de mensajes de voz instantáneos.

PROBLEMA: Hay más de 200 dialectos del idioma chino que tienen bases fonéticas totalmente diferentes aunque usen los mismos caracteres.

SOLUCIÓN: Stickers, expresiones a través de animación que se han convertido en una nueva forma de comunicación.

PROBLEMA: Tenemos usuarios internacionales que no hablan chino y usuarios locales que no hablan inglés.

SOLUCIÓN: Sistema instantáneo de detección de idioma y traducción a inglés o chino al presionar un mensaje por dos segundos.

Fue gracias a la iniciativa de solucionar los problemas reales de los usuarios que Wechat comenzó a crear herramientas dentro de la misma plataforma que finalmente la llevaron a ser la aplicación predilecta en China.

En México, podríamos fácilmente pensar que Wechat es solamente la combinación entre Whatsapp y Facebook, y estaríamos muy equivocados. Piensa en Whatsapp y Facebook juntos, a eso súmale Skype, Instagram, Snapchat, PayPal, Uber, Amazon, Venmo, Tinder, TripAdvisor, ponlas en un “user friendly package” y tienes Wechat: la SuperApp.

Es por eso que cuando en Marzo del 2015, Mark Zuckerberg hablaba en la F8 de las innovadoras herramientas que Facebook Messenger traería al mercado de la mensajería instantánea, los que usamos Wechat desde el 2011 no podíamos dejar de pensar que todo lo que él llamaba innovador, ya lo habíamos visto antes.

En la actualidad, Wechat ha dejado de ser una plataforma de mensajería instantánea para convertirse en una aplicación de “estilo de vida” en donde puedes  compartir fotos, archivos y video, conocer gente nueva, pagar la luz, el agua, el celular, comprar boletos de tren, avión, del cine, en donde puedes transferir dinero a tus amigos, dividir una cuenta en un restaurante y pagarla ahí mismo a través de escanear un código QR, pagar tu taxi, el súper e incluso fruta en tu puesto local, todo con la misma aplicación.

Wechat ha transformado a China en una sociedad de pagos digitales cuando hace solamente 7 años su economía se basaba principalmente en el uso de dinero en efectivo.

Las cuentas oficiales y corporativas de Wechat no solamente han cambiado por completo la forma en la que hacemos negocios en China, sino el diálogo entre la empresa y nuestros clientes, la forma en la que evolucionamos en el mercado; cómo divulgamos información, desarrollamos campañas de publicidad y analizamos la información.

Acerca de 

Redactora web en Básico.Fm

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario