Cinco pasos para asegurar tu red inalámbrica

homepage_logoActualmente muchas organizaciones ofrecen conexión a Internet para sus clientes, pues ante la acelerada adopción de dispositivos móviles como smartphones y tabletas, el Internet hace a un negocio más atractivo para sus consumidores.

De acuerdo a un estudio realizado por The Competitive Intelligence Unit, al cierre de 2013, México rebasó las 16 millones de conexiones y un sustancial incremento anual superior a 40% que representa una penetración de 14% respecto a la población.

Sin embargo, es importante señalar que debido a la falta de una estrategia de seguridad adecuada para la Wi-Fi abierta, una empresa pone en riesgo la integridad de su información que puede ocasionar hackeos, robo de datos o inclusive, fuga de información hacia la competencia.

En este sentido, existen cinco pasos sencillos de implementar para reducir los riesgos de la red inalámbrica  en tu negocio:

Cambia la contraseña del administrador en el ruteador inalámbrico. Los criminales cibernéticos consiguen las contraseñas predeterminadas de los fabricantes de dispositivos inalámbricos y las usan para intervenir las redes inalámbricas, por lo que es importante utilizar una contraseña que no se pueda adivinar fácilmente

Si no ofreces a tus clientes este servicio, apaga la transmisión SSID (Service Set Identifier) para evitar que el dispositivo inalámbrico haga saber de su existencia cuando se busquen las redes inalámbricas disponibles

Modifica el nombre predeterminado SSID del dispositivo, como: InfinitumXXX, MotorolaXXX, ArrisXXX.  Para un criminal share-internetcibernético es sencillo encontrar el nombre predeterminado por el fabricante y utilizarlo para encontrar redes inalámbricas vulnerables

Activa algún tipo de codificación o encriptación en la trasmisión de los datos del ruteador, tales como WPA (Wi-Fi Protected Access), WPA2 o WEP (Wired Equivalent Privacy)

Modifica la contraseña por lo menos una vez al mes

Sin duda la creciente y sostenida demanda de Internet es muestra de que tanto pequeños negocios hasta grandes compañías, valoran   la  importancia  de  la conectividad en tiempo real. Por lo que recurren a soluciones que les permiten alcanzar  y mantener sus objetivos de negocio con la certeza de un ambiente seguro.

Por ello, lo peor que le puede suceder a un usuario de una Wi-Fi abierta para su negocio,  es pensar que su red es segura pues amplía la posibilidad de que ésta pueda ser vulnerada y  su información sea robada.

Víctor Checa, Gerente de Soporte técnico de TP-LINK México

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario