Rick Rieder nos platica sobre la decisión de la Fed

Acerca de la decisión: “Aplaudimos el continuo retiro del programa de estímulos QE -incluso ante los

Rick Rieder
Rick Rieder

resultados económicos más débiles y ante el aumento en la volatilidad del mercado. Si bien es una herramienta efectiva para estabilizar las condiciones financieras, esta política ha demostrado por mucho ser ineficiente para conseguir su meta principal de fortalecer a los débiles mercados laborales.”

Lo que significa para la economía: “Pensamos que las ganancias del mercado laboral probablemente provengan de un crecimiento económico más fortalecido con el tiempo o de una política fiscal bien estructurada. La medida de esta semana para fortalecer el discurso en torno al avance en las directrices es importante porque influye en las expectativas inflacionarias, que podrían impulsar al PIB nominal aún más, y también mejorar la influencia cíclica en el empleo.”
Lo que significa para los mercados de bonos: “El telón de fondo de la macro-economía, junto con los giros en la política, indican que podríamos eventualmente presenciar tasas significativamente más elevadas en el segmento de tres a siete años en la curva de rendimiento, lo cual es probable que promueva tasas moderadamente más altas en el largo plazo. De cualquier modo, el largo alcance del mercado de tasas es la parte del mercado que actualmente ofrece mejores valores, particularmente en bonos municipales, y puede también proporcionar una recompensa a los activos de riesgo ahora, especialmente a la par de la dureza actual de los Mercados Emergentes.”
Lo que significa para el posicionamiento del sector: “Debido al apoyo continuo de la Fed a los mercados de propiedades, la teneduría de valores inmobiliarios y, especialmente a aquéllos respaldados por hipotecas comerciales (CMBS) sigue siendo algo lógico. A diferencia del año pasado, sin embargo, los segmentos de menor calidad de esta deuda se ven más atractivos ahora con respecto al riesgo que las partes de mayor calidad del mercado.”
La declaración de las políticas de la Fed difundida esta semana representa una continuación al giro que ha dado en banco central hacia la eliminación del programa QE como una herramienta principal de la política monetaria, a medida que avanza hacia una mayor dependencia en una “directriz hacia adelante.” Continuar el retiro del QE, incluso ante resultados económicos más débiles y el aumento en la volatilidad del mercado, es una medida que podemos aplaudir, ya que el QE es una herramienta efectiva para estabilizar las condiciones financieras, para reducir la inquietud por la volatilidad y para reforzar el gasto potencial de los hogares y empresas, la política ha demostrado por mucho tiempo su ineficiencia en lograr su meta principal fortalecer a los mercado laborales anémicos.
Lo anterior es porque, como hemos sostenido por años, una cantidad significativa de la inercia actual en la fuerza laboral es el resultado de vientos estructurales (incluyendo un veloz cambio tecnológico que ha desplazado a los empleados, tendencias demográficas desfavorables y altos costos en prestaciones para los trabajadores a tiempo completo, entre otros) y no simplemente una debilidad cíclica en la economía. En efecto, consideramos que las ganancias del mercado laboral probablemente van a derivar de un crecimiento económico fortalecido con el tiempo, o de una política fiscal bien estructurada, en vez de políticas monetarias experimentales. Además de las
distorsiones negativas del mercado introducidas por el aumento en los riesgos del QE a los mercados financieros y las decisiones sobre la apropiada asignación de capital, consideramos que el programa ya ha llegado al límite de su utilidad.bajas A través de una política de tasas bajas acomodaticia y de una sólida directriz de avance la Fed puede influir en los aspectos cíclicos de la recuperación, que claramente puede ser útil para ayudar a mejorar un poco las condiciones laborales, como lo demuestran la tasa a mayor plazo de 170 mil por mes en el aumento a la nómina.
La medida de hoy para reforzar el discurso en torno a la directriz de avance es importante para convencer a los participantes del mercado de que la Fed está comprometida con esta iniciativa durante un período prolongado de tiempo, y claramente continuará afectando el extremo de la curva de rendimiento, al mantener las tasas de corto plazo a la baja durante un par de años. Por otro lado, creemos que esta estrategia de comunicación de la Fed apunta directamente a influir en los niveles mínimos de las expectativas de inflación en todo el sistema, lo que podría ser un medio para impulsar el PIB nominal (incluyendo el crecimiento real y la inflación) hacia arriba y por lo tanto podría mejorar la influencia cíclica sobre el empleo también. Así, creemos que estas medidas representan un alejamiento de la orientación específica a la estadística de la tasa de desempleo, que por supuesto ha demostrado ser un indicador muy deficiente de la inercia en el empleo sobre una base ajustada por la participación, y un enfoque en las medidas de la Fed tiene una mayor esperanza de influir en realidad. Por último , la Fed mantendrá su compromiso con las tasas bastante bajas a corto plazo durante un período prolongado, para ayudar a impulsar mayores niveles de crecimiento cíclico, incluyendo un énfasis fundamental en la mejora del mercado inmobiliario, y en consecuencia al aumento de las expectativas de inflación en todo el sistema económico.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario