Kantar Worldpanel: ¿Cómo viven la famosa cuesta de enero los hogares mexicanos?

La Cuesta de Enero se caracteriza por una disminución del poder adquisitivo de las familias por dos principales factores: gastaron más durante fechas decembrinas y en el primer mes incrementan los precios en diversos productos y servicios.

Kantar Worldpanel señaló que enero es uno de los meses en que los hogares disminuyen su gasto porque se compra menos y en menor cantidad. En reducción del gasto solo es superado por febrero debido a que tiene menos días.

La agencia de investigación de mercados nos comparte que en 2017 en 8 de cada 10 categorías los hogares disminuyeron su gasto durante la Cuesta de Enero y para el 16% de las categorías es el mes con la menor tasa de compra.

Se realiza la misma cantidad de viajes al comercio, pero disminuyendo el ticket un 3.4%. Las familias mexicanas hacen menos compras planeadas, es decir, menos viajes de despensa y reposición y más de consumo inmediato durante este mes.

Los niveles socioeconómicos medio altos y altos son quienes más reducen su gasto en Enero, lo que hace sentido ya que son quienes más modifican sus hábitos en diciembre. Los niveles bajos no tienen una variación fuerte puesto que su gasto es más estable a lo largo del año.

Durante la Cuesta de Enero se reparte distinto el gasto dando prioridad a categorías básicas y necesarias al tiempo que se destina menos a prescindibles. Es decir, la prioridad son productos como: alimentos, bebidas y lácteos; mientras que son más cautelosos para comprar apapachos e indulgencias como son los productos de belleza. Otra forma de ahorrar de los mexicanos es disminuyendo el gasto en categorías Premium, por lo que las marcas con precios más económicos son las que cobran relevancia.

No obstante Enero no solo es un mes de reducciones, pues incrementa el frío y con ello el consumo de productos para preparar bebidas calientes tales como: el chocolate de mesa, la harina para atole y el café que en invierno tienen su mejor época.

En cuanto alimentos las categorías que cobran relevancia son: salsa para pastas, empanizadores y pan empacado. En cuidado personal, incrementa el gasto en cremas corporales ya que con el frío es necesario dar mayor protección a la piel.

“La estabilidad de las categorías se recuperan no de manera simultánea, por ejemplo, el pan, la mayonesa y todo lo que va en la lonchera se reactiva al regresar los niños de vacaciones; los productos enlatados como el atún, frutas en almíbar y aceitunas se reavivan durante la Cuaresma” comentó Fabián Ghirardelly Country Manager de Kantar Worldpanel México.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario