HR Ratings || 2015: Un año de contradicciones para la economía mexicana

El 2015 es un año de contradicciones para México en cuanto a su desempeño económico. Por un lado, el PIB al tercer trimestre superó las expectativas de muchos, a pesar de las revisiones constantes a la baja de los analistas. Además, se ha tenido una fuerte reducción en la inflación con niveles desde enero por debajo del 3.0%. Sin embargo, la depreciación del peso en los últimos doce meses no ha procurado una mayor inflación, ni tampoco el fuerte crecimiento en la base monetaria. En consecuencia, ha habido fuertes reducciones de la tasa de desempleo e incremento en el crédito probablemente.

Por otro lado, los ingresos petroleros del sector público siguieron reportando disminuciones produciendo un deterioro en la balanza comercial y la balanza fiscal. Posiblemente de manera relacionada, se ha visto un cambio de tendencia en cuanto a las reservas internacionales, las cuales han disminuido de forma significativa con el fin de contener la volatilidad del tipo de cambio.

Los principales factores a considerar son los siguientes:

  • Para el 3T15, el PIB muestra un avance de 3.04% anualizado a comparación del 2T15. También se presentaron unas fuertes revisiones al alza para el 2T15 obteniendo un crecimiento de 2.53% vs. el 2.01% reportado previamente.
  • El avance del PIB fue promovido por el fuerte avance del sector comercial creciendo 4.69% y el sector manufacturero con una expansión de 3.06%. Sin embargo, debido a los continuos problemas en el sector minero, con un decrecimiento de 6.26%, el sector industrial en su conjunto aportó un avance de 1.18% al PIB únicamente.
  • A octubre la inflación cerró en 2.48%, el sexto mes consecutivo debajo de 3.00%. Esta desaceleración se debe a las reformas estructurales, los bajos precios agrícolas, baja inflación global, entre otras.
  • El peso mexicano ha perdido 24.0% de su valor frente al dólar desde mayo 2014 a septiembre 2015. Esta depreciación se ha dado por el fortalecimiento del dólar frente a diferentes divisas, en parte en anticipación de un nuevo ciclo al alza en las tasas de interés y posiblemente por el deterioro en algunas métricas de las finanzas públicas y expectativas de un débil crecimiento del PIB de México.
  • Se ha presentado un aumento en el crecimiento de la base monetaria y el agregado monetario M1. La base monetaria en septiembre subió 18.5% en términos reales vs. el mismo mes en 2014. Por su parte, el M1 aumentó 16.6% en septiembre mostrando un crecimiento paralelo a la base monetaria. Dicha expansión monetaria apoya la demanda interna al facilitar el incremento en los niveles de crédito, sin embargo esto no es necesariamente sustentable.
  • Los ingresos petroleros a septiembre de 2015 decrecieron en términos reales de 36.7%, afectando de manera negativa las cuentas fiscales y resultando en menores niveles de producción que afectan la actividad industrial.

 

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario