Cuatro principios para una gestión efectiva

De acuerdo con Accenture, la empresa global de consultoría, tecnología y outsourcing, el crecimiento de industrias como la petrolera, química, minera, de construcción e infraestructura, entre otras, está estrechamente relacionada con la exitosa implementación de los grandes proyectos de inversión de capital. Sin embargo, según una encuesta que Accenture realizó, más de la mitad de los proyectos termina con retraso, impactando la eficiencia del capital de las compañías.

accentureTras un periodo bajo en inversiones a causa de la crisis de 2008, las compañías pertenecientes a estos sectores se encuentran hoy en un periodo de recuperación y están reactivando proyectos de inversión importantes. Estos proyectos de inversión de capital generalmente prevén cuantiosos gastos, con retornos en el largo plazo, lo que eleva el riesgo inherente a la inversión.

No obstante, en los últimos años la gestión de los proyectos de inversión de capital se ha complicado aún más debido a nuevas condiciones como: trabajo en equipo con socios de diversas regiones, inmersión a nuevos mercados y nuevas tecnologías así como la falta del talento y experiencia en este tipo de proyectos.

“La realidad es que estas condiciones han llegado para quedarse. Las empresas deberán asumir que cualquier proyecto a gran escala estará expuesto a riesgos interrelacionados de un nivel de complejidad nunca antes visto. Sin una efectiva gestión no será posible identificar, evaluar, desarrollar planes de contingencia adecuados y monitorear estos riesgos, y por lo tanto, los objetivos del proyecto relacionados a tiempo, presupuesto, calidad y beneficios asociados se verán afectados”, señaló Horacio Vergara, Managing Director de Recursos en Accenture México.

A través de un Modelo de Gestión de Riesgos, las organizaciones pueden asegurar que los proyectos de inversión de capital sean finalizados en tiempo y forma, de acuerdo al presupuesto asignado, reduciendo costos, con una mínima volatilidad de los flujos de efectivo, con un aumento en la calidad de toma de decisiones -en tiempo real, con más y mejor información-, así como con la maximización de utilidades compartidas.

Según Accenture, entre los riesgos en los proyectos de inversión de capital destacan los regulatorios, tecnológicos, de proveeduría, de gobernabilidad, financieros y aquellos que impactan la reputación de la compañía.

Accenture identificó los 4 principios fundamentales que comparten las empresas con un Alto Desempeño en la gestión de riesgos

1.    Gestionar el proyecto de inversión de capital como si fuera una empresa: Los administradores de proyecto deben pensar y actuar como si el proyecto fuera una empresa independiente y medir el éxito en términos de operación y financieros para el negocio. Esto se debe realizar a través de una visión del riesgo como una disciplina y la alineación del apetito y la tolerancia al riesgo del proyecto con el de la compañía. La organización debe contar con herramientas (incentivos, cultura y gobierno) que concuerden al nivel de riesgo predeterminado y se deben de crear alianzas de largo plazo con proveedores que compartan esta visión.

2.    Alinear a los socios del proyecto: Todos los involucrados deben de conocer la tolerancia al riesgo, procesos y enfoque relacionados al mismo. Facilitar la gestión del proyecto a través de un modelo de gobierno con una estructura clara donde las decisiones se toman de manera eficiente de acuerdo a indicadores relacionados al riesgo (Key Risk Indicators – KRIs); soportado por métodos formales de medición y resolución de disputas.

3.    Gestionar los riesgos No-TécnicosLos riesgos más difíciles de cuantificar son aquellos relacionados con la regulación, la participación de los tomadores de decisión, la política local y con el impacto en la reputación de la empresa. A estos riesgos generalmente no se les da seguimiento ni se miden. Es indispensable tener una metodología que permita cuantificarlos, a partir de mejores prácticas. Cuando estos riesgos son gestionados como riesgos tradicionales, y se cuenta con un esquema de asignación de responsabilidades adecuado, se garantiza que las personas correctas estén participando en la toma de decisiones y se incrementa la eficacia del proyecto.

4.    Utilizar enfoques cuantitativos alineados a los objetivos estratégicos del proyecto: Todos los equipos de proyectos de inversión de capital deben cuantificar y poner a prueba su exposición al riesgo por medio de la utilización de técnicas cuantitativas. Para maximizar los beneficios a través de enfoques cuantitativos es indispensable que: el equipo que toma decisiones entienda los modelos y los resultados, y que se utilicen modelos que permitan realizar pruebas a la exposición al riesgo – no sólo a partir de información histórica – de manera que se pueda identificar el impacto de posibles eventos a lo largo del proyecto y definir planes de contingencia proactivos.

“Los grandes proyectos de inversión de capital son un aspecto cada vez más importante y desafiante para el crecimiento y rentabilidad de las compañías. Una vez que las organizaciones sean capaces de aplicar los cuatro principios fundamentales efectiva y consistentemente en sus proyectos podrán contribuir a una mayor efectividad del capital y crearán un significativo y duradero valor para sus accionistas”, finalizó Horacio Vergara.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

One Comment

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario