¿Con miedo a perder el empleo?

Uno de los principales problemas con el que se enfrentan las empresas, es la ausencia o abandono laboral. Este es un tema preocupante para una gran cantidad de compañías, porque provocan dificultades organizacionales en las tareas diarias y por sus altos costos. Pues no cabe duda que las compañías no podrían lograr sus metas si las personas no van a trabajar.

A pesar de que se espera que la economía mexicana crezca durante este año, los mexicanos no son muy precavidos con lo que pasará, prueba de ello es que en un reciente sondeo realizado por el portal de empleo Trabajando.com, el 41% de los encuestados piensa que el panorama laboral image009del país seguirá igual, mientras que un 37% cree que aumentará la tasa de desempleo, un 15% dice que mejorará la economía del país y tan sólo un 7% que disminuirá la tasa de desempleo.

Los trabajadores han tomado conciencia de la difícil situación del mercado laboral y ya no se arriesgan a ser despedidos por estos motivos. Lo que se traduce en que el ausentismo disminuya en los últimos tiempos y se reduzcan las faltas injustificadas.

El miedo a perder el empleo, a quedarse sin salario y estar desempleado, aumenta considerablemente el estrés y la ansiedad de las personas. Síntomas que además, bloquean la creatividad y el talento. Pero, una amenaza aún más peligrosa, por su difícil detección y por la disminución de la productividad que implica es el llamado presentismo laboral.

Se le llama presentismo laboral a aquella persona que está presente en su trabajo, pero ausente en sus funciones. Esto se debe principalmente a la falta de motivación de los trabajadores, lo que significa que aún estando en el puesto de trabajo, su rendimiento disminuye, o no está siendo productivo.

A continuación te damos a conocer los principales síntomas del presentismo laboral:

1. Mal uso de internet (acceso a redes sociales, prensa online, envío de correos personales, juegos en línea, canales de música o películas, etc.).
2. Mal uso del teléfono (continuamente utiliza el teléfono con fines personales)
3. Lentitud en las operaciones más cotidianas.
4. Detenerse a hablar con todos los compañeros que te encuentras en el camino.
5. Mal humor e irritabilidad.
6. Falta de concentración (habitualmente por problemas personales)

“El contexto económico provoca incertidumbre laboral, los trabajadores no se arriesgan a quedarse sin empleo, acuden al trabajo, pero con falta de motivación y permaneciendo más horas en la oficina para proyectar una imagen más positiva, pero esas horas no significan que estén trabajando más”, señala Margarita Chico, Directora Corporativa de Comunicación de Trabajando.com México.

Chico agrega, “las empresas deben otorgar seguridad y estabilidad laboral a las personas, pues tiene un costo muy alto que los trabajadores estén contratados y no sean productivos”.

Acerca de 

Periodista especializado en Publicidad y Mercadotecnia, pionero en Medios Digitales y Director del concepto Multipress.com.mx

¡Tu opinión nos interesa! Deja un comentario